Press "Enter" to skip to content

REFLEXIÓN DOMINICAL: Una triste e impresentable vergüenza más

ANTONIO L. RUBIO BERNAL

Todo en Alburquerque pareciese estar al revés: después de la calma, llegó la tempestad: quienes debieran haber sido y continuar siendo referentes de honestidad y honradez, son cuestionados ya. Pero disfruto leyendo titulares en un lenguaje osado, jugoso y directo: ¿CUÁLES SON LAS MENTIRAS Y LAS CALUMNIAS, ALCALDESA? La callada por respuesta es de esperar, pudiendo no ser sólo culpada nuestra revista sino también esta valiente mujer. Yo, de todo lo que afortunadamente deduzco, me quedo con lo que más necesita Alburquerque: que su gente pierda el miedo a expresarse. Digno ejemplo a imitar el que nos está ofreciendo. A colación: “las mentiras tienen las patas cortitas”, señora alcaldesa. Los pueblos, aunque lentamente, también evolucionan; y lo que ayer sirvió, hoy no vale.

Cavilo que con usted conviene tener un pensamiento, al menos, alerta, lo suficiente como para descubrir las manipulaciones empleadas, por ejemplo, en su discurso, olvidando algo muy importante: craso error prescindir, de antemano, del sano raciocinio del prójimo. Pero… Yo jamás he olvidado algo que leí hace mucho, mucho tiempo, de un hombre al que profeso respeto y tengo cariño, Julián Marías (1914/2005), íntimo de su correligionario Julián Besteiros – ¡Gran patriota!, ¿le suena? – quien dijo: “siempre es demasiado pronto para ceder y abandonar el campo a los que no tienen razón”. Y yo, al menos, a usted, no se la otorgo.

¿Entre manos, qué? El zurroncito cargado. El dichosito “mitin” – como así ha sido calificado por alguno -, donde usted ni resolvió polémica, ni ofreció tranquilidad, ni, por supuesto, pidió perdón a la familia por lo acaecido, salvo más de lo mismo: bla bla bla; los papeles con certificación de una fedataria pública sanitaria, que si usted, de momento, ignora o rechaza, darían – o darán,  tiempo al tiempo – mucho juego llegados al proceso; y la cagada de no prestar apoyo al sector ganadero. ¡El lazo verde, que Alburquerque es predominantemente GANADERO! Perdóneme, estimado lector, pero no entiendo determinados procederes. Y la joya de la corona: ayer por todo el día de sábado, cuando más gente lee el periódico, en boca de todo el mundo estuvimos. ¡Ele ahí, una triste e impresentable vergüenza más! Menos mal que, como son tantas, la costumbre se hace norma y ayuda a aligerar la carga.

Y ahora no será Azagala la culpable, ¿verdad, señora alcaldesa? Ni creo que valga entonar el montaje de una cruzada ante la enorme ignomía a todo un pueblo. Es la Fiscalía la que aprecia una batería de delitos – fraude y malversación – sobre los dineros de Contempopránea (bien lo dijo Ramiro: “Con tanta gloria como ha dejado, ¡cuánta penuria ha pasado!”), pues textualmente aprecia “existir indicios suficientes para proceder a la apertura de las correspondientes diligencias previas”. Veremos qué piensa el Juzgado. Desde luego los delitos caen a chorro: prevaricación, falsedad en documento público, fraude en subvenciones y malversación de dineros públicos. Increible, pero para no tener representación municipal, ¡qué buen grano le ha salido con el PP local!, ¿verdad? Y no sólo es que vayan a por todas, sino que lo hacen por el camino adecuado. ¡Cuidado con los resbalones!, es lo que me sale. Y perdone, al frente estuvo – año 2018 – su predecesor, aquel del que usted tanto presume estar comprometido con nuestro pueblo, velar por su bienestar e intereses, y ser tan eficaz en las tareas. Pues menos mal. Y lo peor, una funcionaria al medio también. Aviso a navegantes. Por lo demás, en San Vicente, tan cerquita, ¡Viva la Pepa!, Carnaval por todo lo alto y que me entiendan.

Sólo una confesión personal: no es querer a nuestro pueblo – ni mucho menos lo que él necesita -, callar todo lo que pueda considerarse defecto y emitir sólo alabanzas, aunque fuesen de bajezas. No, y mil veces no, eso es impedir la enmienda y perseverar en el error. A cuento vendrían las palabras de J. Wagensberg, que nuestro querido paisano, Luis Landero, incluyó en una de sus novelas: ¡”Lo improbable asombra a todo el mundo, lo cotidiano sólo al genio”! – recuerde la referencia hecha al principio al lenguaje incisivo -, y pudiera resultar que ser medianamente lúcido en Alburquerque, en palabras de un personaje de Arturo Pérez-Reverte, “aparejó siempre mucha amargura, mucha soledad y mucha desesperanza”.

________________

PORTADA: Portada del diario HOY del año 1998, cuando Contempopránea no se había puesto en entredicho por parte del ayuntamiento y la Junta daba la subvención directamente a la organización sin que el dinero pasara por las arcas municipales.

Foto 2. Portada de ayer del diario HOY.

 

 

Impactos: 0