Pulsa «Intro» para saltar al contenido

A partir de mañana el tráfico ligero que entre en Alburquerque por la zona de Panda será desviado por la urbanización de frente del molino

A partir de mañana martes, el tráfico rodado ligero que provenga de la carretera de Cáceres o de la conocida como ruta del colesterol para entrar en el pueblo por la zona de Regajales (conocida también como Panda) será desviado por la urbanización que existe frente del molino de piensos, esto es, por las calles Ruiz de Arce y Adelardo Covarsí.

  Esto es debido a las esperadas obras que va a ejecutar el ayuntamiento en una de las calles más deterioradas de Alburquerque, justo en el cruce de San Andrés con la avenida de Extremadura, una zona de mucho tránsito de vehículos que lleva más de década sin pavimentarse.

  Se espera que los trabajos se prolonguen alrededor de dos semanas, dado que se va a levantar el firme en una zona de aproximadamente 200 metros cuadrados para pavimentarlo bien y que sea una obra duradera.

  Juan Pedro Pulido, único policía local de nuestro pueblo, estaba esta mañana multiplicando su faena para señalizar el nuevo acceso al interior de Alburquerque por los lugares citados. Éste nos comentaba que, para los vehículos voluminosos, como los autobuses escolares, él mismo se colocará a la hora en que llegan al instituto en esa zona para indicarles el nuevo acceso, que tendrá que efectuarse por dirección prohibida, dado que les sería imposible maniobrar para entrar por las estrechas calles de la urbanización ubicada frente al molino.

  Pulido pedía comprensión a los vecinos de esa zona, debido a que no van a poder estacionar sus vehículos en las puertas de sus domicilios para dejar más anchura en esas vías públicas.

FOTO: Juan Pedro Pulido colocando las cintas para señalizar la prohibición de estacionar en la calle Adelardo Covarsí.

Impactos: 2099

Sé el primero en comentar

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *