Press "Enter" to skip to content

Luis Landero, Premio Nacional de las Letras Españolas

Aureliano Sáinz

Cuando este escrito vea la luz, ya todos conozcamos que a Luis Landero se la ha concedido, en este año de 2022, el Premio Nacional de las Letras Españolas, reconocimiento que desde 1984 viene otorgando el Ministerio de Cultura.

Para que se entienda la importancia de este galardón, quisiera apuntar que lo han recibido autores tan relevantes como Julio Caro Baroja (1985), Gabriel Celaya (1986), Miguel Delibes (1991), Francisco Umbral (1997), Ana María Matute (2007) o Rosa Montero (2017), por citar algunos dentro de los treinta y nueve autores nominados. A ello tendría que indicar que once de los premiados también lo fueron con el Premio Cervantes, que es el reconocimiento más grande que se puede obtener por las Academias de la Lengua de los países hispanohablantes.

No descubro nada si digo que Landero es uno de los grandes narradores en la historia de nuestro país, y que la salida de su primera novela, Juegos de la edad tardía, publicada en 1989,fue un auténtico aldabonazo, pues al año siguiente recibió el Premio Nacional de Narrativa y el Premio de la Crítica por este trabajo.

Al igual que otros que lo leyeron por entonces, yo quedé fascinado con esta novela, pues a partir de ella le fui siguiendo de manera regular en las obras que publicaba.

Así, en estos días, había acabado de leer un estudio que, con el título de Luis Landero, fue publicado la Universidad suiza de Neuchȃtel, y en el que distintos autores analizaban la mayor parte de las obras que habían salido de una mente hecha para contar fábulas.

Pero el contacto más reciente que he tenido con Landero ha sido la petición que le he realizado para que grabara un breve vídeo ante el homenaje que recibirá Antonio López Hidalgo, catedrático de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, que de forma súbita había fallecido.

Los organizadores de este homenaje me pidieron una grabación que sería vista el día del homenaje, dada la amistad que me unía con este gran periodista y escritor. Por otro lado, me solicitaban que me pusiera en contacto con Luis Landero, ya que sabían que ambos somos de Alburquerque y que Antonio había acompañado al escritor extremeño en las presentaciones de sus libros en Sevilla.

Puntualmente, y de forma cordial, como es su carácter, Luis me remitió ese vídeo que también se verá este miércoles en la Universidad de Sevilla.

Para cerrar este breve escrito, quisiera indicar que el premio que se le ha concedido a este gran escritor alburquerqueño ha coincidido con la lectura que yo llevaba de su última novela, Una historia ridícula, en la que continúa con esa forma tan personal de narrar que se acerca mucho a la de Miguel de Cervantes y, también, al mundo del escritor checo Franz Kafka, al que él tanto admira.

Desde estas líneas, quisiera felicitar a este gran escritor que, ya con su extensa obra, da lugar a que quienes hemos nacido en Alburquerque nos sintamos muy orgullosos de nuestras raíces extremeñas.

Foto de portada: Ultimo libro de Luis Landero

Foto 1: Luis en la feria del libro de Barcelona, firmando un ejemplar a José Manuel Leal

Foto 2: Dedicatoria de Landero a Leal

Impactos: 19

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *