Press "Enter" to skip to content

GUTIÉRREZ SE MUESTRA SINCERO Y DICE QUE NO PUEDE GARANTIZAR PODER SEGUIR AFRONTANDO LOS PAGOS

En una entrevista concedida a la RCA con motivo del primer mes desde que se produjo el
cambio de gobierno en el ayuntamiento de Alburquerque, el alcalde Manuel Gutiérrez,
aseguró que la Junta de Extremadura y la Diputación no va a poner dinero para resolver el
gravísimo problema económico del consistorio porque, señaló, una administración no puede
pagar la mala gestión de otra, porque sería un precedente”.
Gutiérrez dice en la entrevista con Pablo Cordovilla que pretenden ponerse al corriente con la
Seguridad Social, a la que el anterior gobierno municipal dejó una deuda de más de 5 millones
de euros, con el fin de volver a recibir las subvenciones que perdió el gobierno de Murillo y
Vadillo.
El nuevo alcalde fue sincero al reconocer que no tienen “garantía” de poder seguir
afrontando los pagos a corto plazo, de hecho, ni siquiera las nóminas, dado que Gutiérrez
señaló que “vamos a intentar pagar las nóminas corrientes”. Esto lo están logrando por ahora,
de hecho están abonando el mes de mayo, pero si no pudieran seguir haciéndolo podría ser
una catástrofe y aquí deberían ser más generosas otras instituciones regionales. Y esto último
lo decimos nosotros, no la alcaldía.
Manolo Gutiérrez añadió que corren el riesgo de tener que devolver ahora el dinero que los
anteriores gobernantes se gastaron de subvenciones que llegaron y ni justificaron su gasto ni
ejecutaron las obras para las que fueron concedidas. “Día a día llegan requerimientos de pagos
de diversas entidades y empresas”, señaló, algo que deberá aparecer en la auditoría que,
explicó, la hará una empresa externa por encargo de la Diputación.
El alcalde pidió paciencia a los vecinos. “Esto irá despacio, porque los medios y los recursos
son prácticamente nulos”, aseguró, de manera que vino a decir que “Alburquerque necesita un
rescate”. De hecho, Gutiérrez incidió en que él mismo entendió en la reunión que mantuvieron
en Mérida con el presidente de la Junta de Extremadura y la Diputación, que lo que se iba a
producir era una especie de rescate al facilitar un plan económico y financiero, con el fin de
aunar todas las deudas en una sola que se pagaría a muy largo plazo”.
Finalmente, no quiso dejar un mensaje pesimista, pero sí dijo que la situación es “muy
delicada porque hemos heredado un desastre completo”.

Impactos: 33

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.