Pulsa «Intro» para saltar al contenido

La interventora municipal renuncia a su puesto y acelera la caída del vadillismo

La interventora municipal Rosa Carmen Díaz ha renunciado a su puesto y solicitado la vuelta a su función original en el ayuntamiento, la de auxiliar administrativo, puesto que ocupaba diez años antes de la llegada de Ángel Vadillo a la alcaldía. Éste la nombró interventora tras la marcha de la titular de carrera en el año 1996.

Rosa Carmen Díaz ha sido durante todo este tiempo la persona de la máxima confianza de Vadillo, por encima de cualquiera de sus concejales, y su renuncia supone la aceleración de la caída del régimen vadillista.

En la edición impresa de AZAGALA que sale en próximos días analizamos la marcha de la interventora, una mujer inteligente que ha sido a nuestro juicio otra víctima más de Vadillo.

______________

Portada: Vadillo y Rosa Carmen Díaz, en una de las últimas sesiones de, primero como alcalde.

Impactos: 0