Press "Enter" to skip to content

Murillo y Vadillo se salvan por los pelos y tendremos que seguir pagando sus sueldos por ahora

Eb una comparecencia breve, rotunda, en la que se acusó al gobierno local de cosas muy graves, Manuel Gutiérrez, portavoz de Ipal, dijo que el ayuntamiento está en manos de “una serie de personas que son verdaderos dictadores y caciques que se han cargado el pueblo y aun así siguen cachondeándose de todo el mundo”. “Hay que echarlos como sea y ahí estamos”, incidió.

Explicó que Ipal propuso hace tiempo la dimisión de los concejales de la oposición para que se disuelva el ayuntamiento y lo coja una gestora, algo que estaba previsto para el pleno de mañana, pero informes de expertos les han informado de una contrariedad que “tira por tierra” lo que tenían previsto. Y es que esa gestora no estaría formada por técnicos, sino que se quedarían los propios concejales que no dimitieran y la presidiría la alcaldesa. Como los ediles del gobierno no iban a dimitir, esa opción es “inviable”.

Gutiérrez dijo que pasarían entonces al plan B que propuso el concejal socialista Juan Carlos Prieto.

Juan Carlos Prieto entró a saco y fue muy duro con nuestros gobernantes. Explicó que ya tiene dos nuevos concejales, “un hombre y una mujer que son muy reivindicativos y conocedores de todo lo que está pasando en el pueblo”. Tomarán posesión en un pleno próximo, no en el de mañana, por no haber tenido tiempo de recibir sus credenciales.

Por tanto, Murillo y Vadillo salvan sus sueldos por los pelos y los alburquerqueños tendremos que seguir pagándoles al menos un par de meses más.

Con ellos, dijo, “me siento seguro para revertir la situación del pueblo y empezaremos a doblegar el brazo ejecutor que aprisiona las libertades y los derechos de los alburquerqueños”, señaló.

Dijo que el equipo de gobierno está “arrinconado” y acusó a la alcaldesa de aprobar cosas sin pasar por el pleno, y citó la “venta de patrimonio y repartirlo entre sus amigotes”. Todo, ello añadió, con “oscurantismo y elevando a la máxima potencia todo aquello que han hecho en todos estos años, ocultándoselo incluso a sus propios concejales”. “No nos extrañará que la venta de patrimonio sea a dedo, sin subasta, para evitar que haya puja por parte de los interesados y reduciendo el valor de los bienes”.

Señaló que el PSOE propondrá que con el anticipo que ya ha recibido el ayuntamiento de la Diputación se paguen todas las nóminas que se pueda, porque para los proveedores va a haber un plan especial para todos los ayuntamientos con niveles altos de endeudamiento.

Aseguró que propondrán también que “se paralicen todos los despidos que la alcaldesa tiene previsto para el próximo día 31 a los trabajadores más reivindicativos”.

Dijo haberse enterado de que Murillo ha firmado un decreto para darle funciones ejecutivas al asesor, cuando la delegación del gobierno ya dijo hace meses que Vadillo no puede tener esas funciones. Aseguró que su objetivo es obligar a los trabajadores a “postrarse ante el asesor”, algo de lo que hemos informado esta misma tarde en AZAGALA. Puso como ejemplo que “les priva de licencias sobrevenidas por enfermedades de familiares, ya que como mínimo tienen que avisar con diez días de antelación”, según la orden de Murillo y Vadillo.

Prieto dijo que es documento está en manos de servicios jurídicos porque “es un acto de prevaricación de la alcaldía”, aseguró con rotundidad.

El edil socialista señaló que “no somos nosotros quienes estamos dando palos al lobo, es el propio lobo el que cayó al precipicio hace años y nos culpa de sus heridas”. Finalizó diciendo que “nosotros, Ipal y PSOE, somos como los fieles mastines que estamos protegiendo a todo el rebaño de los ataques de estos lobos, aunque tengan pieles de cordero”.