Press "Enter" to skip to content

Trabajadores municipales y familiares en “emergencia social”

COMUNICADO GRUPO TRABAJADORES AFECTADOS (10 meses sin cobrar sus nóminas)

 

Ante el trato que está recibiendo la plantilla de trabajadores del Ayuntamiento de Alburquerque, y más en concreto el grupo de trabajadores que desde hace diez meses venimos exteriorizando la protesta por los impagos reiterativos e interminables que estamos sufriendo, solo nos queda preguntar a quienes nos desgobiernan si les queda algo de dignidad, de humanidad, de valentía, de honor, de humildad. Si todavía conservan alguno de aquellos ideales por los que se supone que llegaron a la política, para trabajar por mejorar la vida de los vecinos.

Si no quieren que el destrozo sea aún mayor y que el destino, la historia, los recuerde como una de las páginas más oscuras de la historia de la cosa pública local, dimitan. Dimitan y no alarguen más la agonía de este pueblo, dejen de mentir albergando esperanzas que ya muy pocos creen, piensen por una vez que mucha gente, muchas familias, están sufriendo, que no pueden pagar las deudas, las hipotecas, el material escolar de sus hijos, devolver el dinero que les están prestando, comprar un electrodoméstico que hay que reponer, la avería del coche, el IBI, seguros, el dentista de su hija, y así un largo y penoso etcétera donde no faltan otros gastos básicos como son la comida, ropa, luz, agua…

Sean consecuentes por una vez y reconozcan que todo este desastre lo han causado sus políticas populistas e irrealizables, su nefasta gestión, su incapacidad. Márchense ya y reconozcan su estrepitoso fracaso. La historia ya está escrita, no añadan más episodios de los que algún día tendrán que arrepentirse, porque están haciendo mucho daño, pese a que todavía haya quienes por interés, conformismo, o por sus cortas miras no lo manifieste. Lo hemos dicho y lo repetimos hoy de nuevo, cuanto más se alargue este atropello al sentido común más duradera será la recuperación, por eso insistimos de nuevo en pedir la dimisión de los y las causantes, de los responsables, y que ello dé paso a un periodo de recuperación que será difícil, de recortes, de ajustes, de estrecheces, pero que a la vez será ilusionante porque será posible recuperar la esperanza en un futuro mejor.

Como hemos repetido cada viernes en la plaza, no solo se están conculcando nuestros derechos laborales, se está pisoteando, despreciando, y sin dar ningún tipo de explicación de su forma de actuar, ¿Hasta cuándo van a seguir cometiendo tropelías tales como la cometida contra nuestras 4 compañeras y un compañero de baja por enfermedad o maternidad? ¿Van a continuar con la persecución que están sufriendo algunas de nuestras compañeras? ¿Cuándo van a reconocer que no somos los culpables de este desaguisado sino las víctimas y que por ello muchos de nosotros/as está “tirando la toalla” buscando trabajo fuera de Alburquerque? Somos las principales víctimas de un régimen agotado, inoperante, y por si fuera poco sufrimos el desamparo, el total abandono del gobierno regional, ya que estamos en sus manos y nos decepcionan cada vez que el problema de Alburquerque se pone sobre la mesa, al no estimar que estamos ante una emergencia social a la que ya deberían haber dado respuesta, plantear soluciones, y si estas (las dimisiones) no prosperan, aportar alternativas, no dejar “colgadas” a tantas familias en riesgo de exclusión social.

Pasan las semanas y los meses, se acumulan hasta 10 nóminas sin cobrar en algunos casos y esta lacra sigue minando nuestra salud, continúan las bajas médicas, el estrés, la tristeza, la irritabilidad, el cansancio y el desánimo, la alteración del sueño, la ansiedad y hasta casos depresivos. Son tan negras las perspectivas que ahora mismo nos conformamos con algo sencillo, que nos digan cuándo vamos a cobrar la próxima nómina.

_________________

Portada: Ilustración de trabajadora embarazada y despedida.

Foto 1: Padre hundido por la situación familiar.

Foto 2: Niña en riesgo de exclusión social por situación familiar que pide ayuda.

Foto 3: Medicamentos que toma un empleado del ayuntamiento de Alburquerque.

Foto 4. Trabajador que sufre acoso laboral y cómo afecta a su hijo.