Press "Enter" to skip to content

La verdad sobre la suspensión del pleno de mañana

Como ya saben nuestros lectores la alcaldesa ha suspendido el pleno ordinario de mañana alegando que no hay secretario municipal. Murillo argumenta en un escrito remitido a los grupos de la oposición la “premura” con la que el secretario, Luis Carlos Villanueva “ha tenido que causar baja el pasado 23 de septiembre para tomar posesión de su nueva plaza en el ayuntamiento de Badajoz”. Éste ganó una plaza por concurso de méritos de Jefe de Servicio de Licencias y Disciplina Urbanística, resolución que publicó el consistorio pacense el día 11 de agosto.

Se da la circunstancia de que, en ese pleno ordinario, el grupo de gobierno estaría en minoría frente a la oposición, que podría llevar una batería de propuestas para sacarlas adelante con los cuatro votos de Ipal más el del único edil socialista que queda en la corporación tras la expulsión del PSOE del resto. En la última sesión extraordinaria, la alcaldesa ya estuvo sola en el salón de plenos, pero era una sesión forzada p0r Ipal para que explicara temas económicos y no se votaba. Por ello, en todo este tiempo, el ex alcalde Ángel Vadillo, asesor y portavoz del gobierno, ha tratado de convencer al menos a tres de los reservas de la candidatura que ganó las elecciones municipales con nueve ediles para que accedieran a tomar posesión en el pleno de mañana, con lo que conseguiría un empate con los cinco de la oposición, pero ganarían las votaciones por el voto de calidad de la alcaldesa. Sin embargo, solamente ha logrado que dos estuvieran dispuestos a hacerlo y no estamos seguros de que ambos hayan recogido sus actas de concejales.

Murillo asegura que ha “procedido de inmediato a solicitar cubrir la plaza de secretario legalmente tanto en la Dirección General de Administración Local como en el Colegio de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Badajoz, pero todavía no han recibido respuesta” y añade que espera que “cuanto antes se cubra la plaza legalmente y se puedan convocar a los órganos de la corporación”.

Hace unos meses también se marchó el tesorero, pero el ayuntamiento nombró de inmediato a otro trabajador municipal, y el secretario concurrió al concurso de méritos del ayuntamiento de Badajoz porque en el de Alburquerque le adeudan algunas nóminas, porque se podía ver inmenso en problemas legales (si no está inmerso ya) y porque fue abucheado en varias ocasiones al salir del consistorio en concentraciones convocadas en protesta por la situación de impagos.

Ante la postura de la alcaldesa de suspender el pleno, Manuel Gutiérrez, portavoz de Ipal, habla de “secuestro definitivo de la democracia municipal” y pregunta si “nadie puede hacer nada para acabar con esta bochornosa situación”. Asegura que “el asunto de la falta de secretario no es un problema sobrevenido e inesperado, sino que se deriva directamente de la situación crítica y terminal a la que se ha llegado”. Vaticina que esto tiene difícil solución, porque “nadie en estas circunstancias querrá ocupar ese puesto de responsabilidad y porque, da la impresión, de que nuestros gerifaltes no van a mover un dedo para buscarla, ya que han encontrado en este problema un salvavidas al que agarrarse para sobrevivir a la tempestad en la que navegan”.

Por su parte, el edil socialista Juan Carlos Prieto se pregunta si el secretario saliente nunca tuvo vacaciones o estuvo de baja, en referencia al nombramiento de uno accidental, como lo era Luis Carlos Villanueva, y recuerda que “nunca han querido que esa plaza se sea definitiva, al igual que la de Intervención”.

_____________

Portada: Murillo, sola en el último pleno de agosto.