Press "Enter" to skip to content

Llamamiento a la cordura

PABLO MÁRQUEZ

En momentos de “tensión”, las insinuaciones maliciosas, las acusaciones infundadas y las hipótesis sobre inexistentes confabulaciones, son destructivas y dañinas para la convivencia. Tan solo a alguna persona que actuase con mala fe se le ocurriría utilizarían estás artes tan despreciables y barriobajeras para sacar partido en esta situación.

Ni victimismos, ni personalismos, ni poner a nadie en la diana, por favor.

Vamos a trabajar por recuperar cuanto antes nuestros campos y sierras, ayudemos, dentro de nuestras posibilidades, a ganaderos, agricultores y a cualquier vecino afectado, y seamos cívicos y sensatos.  Para poder convivir en paz, con tranquilidad y armonía es necesario serenidad, solidaridad y empatía. Ya está bien de intentar hacer “bandos”.  Ya está bien del tan cansino y aburrido “estás conmigo o contra mí”.  Aquí cabemos TODOS coño, a ver si queda ya claro de una jodida vez.  Ni la religión, ni el sexo, ni la raza, ni las ideologías ni cualquier otro aspecto pueden servir a nadie para segregar, marcar, menospreciar, atacar o excluir de nuestra sociedad.

En Alburquerque supieron convivir 3 culturas, con el enriquecimiento tanto social como económico y cultural que eso supuso. No seamos bárbaros, no seamos idiotas, que nadie sea egoísta.