Press "Enter" to skip to content

CCOO y UGT denuncian ante Trabajo múltiples irregularidades laborales del ayuntamiento y cifran en 1.400.000 euros lo que se adeuda en nóminas

CCOO y UGT llevan los impagos de nóminas de los trabajadores municipales de Alburquerque y denuncian múltiples irregularidades ante la Inspección de Trabajo.

Los sindicatos denuncian el adeudo de 7 nóminas; no abonar a la Seguridad Social las cotizaciones descontadas a los trabajadores; el incumplimiento de la prelación de pagos; la falta de respuesta del ayuntamiento para constituir la mesa de negociación y el comité de empresa: el desvío de subvenciones para fines distintos a los que fueron concedidas; la contratación de trabajadores y creación de bolsas de empleo sin consensuar con el comité de empresa, lo que conlleva la vulneración de los derechos de igualdad, mérito y capacidad en el acceso a los empleos públicos; exceso de jornadas de más de 9 horas continuadas, denegación de asuntos propios comunicando a las trabajadoras que no tienen derecho, dotación insuficiente de elementos de seguridad y protección, no abonar complementos de nocturnidad y festivos, realización por parte de las auxiliares de tareas que deber ser hechas por personal de enfermería (estas seis últimas cuestiones en las residencias), y, en el caso de la radio, uso de herramientas, y aparatos particulares por falta de inversión del ayuntamiento, entre otras cuestiones.

Además, CCOO y UGT han presentado una reclamación a los presupuestos generales del ayuntamiento para que estos incluyan la deuda que el consistorio mantiene con los trabajadores municipales, recordando que el consistorio deberá recoger la prioridad de los gastos de personal y de las obligaciones contraídas en ejercicios anteriores. Por ello, los sindicatos solicitan la inclusión en los presupuestos del importe de los gastos de personal, más todo lo que se les adeuda de ejercicios anteriores, cifra que estiman en 1.400.000 euros.

En el informativo de hoy de la RCA, David Manuel Guerrero, representante de UGT de la federación de empleados de servicios públicos, y Teo Santos, de CCOO, han hablado de este asunto que acorrala aún más a un gobierno local que está contra las cuerdas y ha llevado al pueblo a una situación crítica.