Press "Enter" to skip to content

LA BADILA: El fracasado regreso del “hijo pródigo” no arrepentido

FRANCISCO JOSÉ NEGRETE

El regreso del que nunca se ha ido no ha podido ser más decepcionante para sus intereses políticos y para su futuro y el de Murillo, para sus concejales fieles y para los pocos adeptos que le quedan. Vadillo esperaba, sin duda, volver en loor de multitudes, aunque fuera a través de las redes sociales. El “enchufado”, como ya le llaman, cuyo sueldo ya supone una carga más y gorda, para la ruina de las arcas municipales, ha “okupado” el despacho de un técnico “represaliado” por exigir sus salarios, un despacho con buenas vistas, como se encargó de refregarle por la cara una concejala nula, con el aplauso descarado del “esquirol”…

El “emérito” esperaba un regreso triunfal y se ha quedado en un bluff, que es precisamente lo que ha acabado siendo él mismo. En este Facebook de Azagala un lector tuvo la idea de hacer una encuesta para que la gente votara si estaba a favor o en contra del regreso del “hijo pródigo”, salvo que al contrario de aquel hijo que muestra Rembrandt en su famoso cuadro, Vadillo no vuelve arrepentido, sino haciéndose el longuis…

El resultado de dicha encuesta, en la que solo se podía votar una vez y con identificación fue rotundo:  218 en contra del nombramiento de Vadillo y 23 a favor. Y por si alguien dice que en este Grupo solo es de antivadillistas, en otro Grupo, Alburquerque Today, hicieron una encuesta semejante y 152 votaron en contra del ex alcalde y 44 a favor.

Si estas dos cosas, la falta de aplausos al “baranda”, y el resultado de las encuestas, son reflejo de que las cosas han cambiado por completo, que cada cual saque sus conclusiones. La mía personal es que se acabaron para siempre las aclamaciones al “líder supremo”.

NOTAS

1-Bluf, término procedente del inglés, está recogido en el Diccionario de la lengua española con los significados de ‘montaje propagandístico destinado a crear un prestigio que posteriormente se revela falso’, ‘persona o cosa revestida de un prestigio falto de fundamento’ y ‘fanfarronada”.

2-Se utiliza el modismo ‘hacerse el longuis‘ cuando queremos referirnos a alguien que se hace el distraído o, como se puede decir de otros modos, escurre el bulto, se hace el sueco o el loco…