Press "Enter" to skip to content

¿Ha dimitido Murillo? ¿Será Cipriano Robles el nuevo alcalde?

A lo largo de esta tarde-noche han corrido rumores a través de las redes sociales y de mensajes de whatsapp y llevamos horas tratando con diversas fuentes dentro y fuera del pueblo, incluso con algún que otro cargo importante del PSOE, para tratar de contar a nuestros lectores lo que realmente ha ocurrido. Está siendo una jornada apasionante, como las de la transición, como comenta nuestro presidente José Manuel Leal, curtido en mil batallas en aquellos años trascendentales para el futuro de España, como podría ser el día de hoy para el futuro de Alburquerque.

Hemos de dejar claro desde el principio que publicamos esta noticia con todas las reservas, pero igualmente estamos en condiciones de asegurar que algo importante se ha cocido hoy en el grupo de gobierno y que el PSOE provincial y regional han movido ficha por fin para resolver la situación insostenible que vive el gobierno local, porque se publican en la prensa escándalos tras escándalos que salpican al partido.

Hoy se ha producido una reunión en la casa de cultura, tras la enésima llamada al orden del PSOE a Murillo, quien se mantiene fiel a toda costa a Vadillo, de manera obsesiva y enfermiza incluso, porque ya se ha jugado su futuro en la política, de la que lleva viviendo, y muy bien, en los últimos años, gracias al vadillismo y al ex alcalde que es quien cosecha los votos, aunque nos duela y pese a que nos parezca incomprensible dada la situación de quiebra total y de miseria a la que ha llevado al pueblo.

Algunas fuentes nos confirman la renuncia de Marisa Murillo a la alcaldía y su próxima sustitución por Cipriano Robles (Pipo). Eso es lo más comentado. Ojalá fuera así. Otros nos dicen que se ha producido algo muy importante, pero no necesariamente la dimisión de la alcaldesa, y hay quienes sostienen que es imposible que Murillo lo deje sin permiso de su mentor. Otra cosa es que se hubiera visto obligada por el partido. Ya sabemos que aquí todo es oscurantismo y secretismo, como si no hubiera llegado la democracia a Alburquerque.

El caso es que algo ha pasado y esperamos poder informar con más detalle mañana.

Impactos: 0