Press "Enter" to skip to content

Hoy se aprueba la subasta del matadero tras 11 años cerrado

Hace ahora 22 años, el entonces alcalde Ángel Vadillo prometió un matadero municipal exclusivo de cerdo ibérico y en mayo de 2007, justo en plena campaña electoral, algo que hoy está prohibido por ley, presentó su adjudicación y apareció en la prensa regional como pueden ver en la portada de este artículo.

La obra finalizó hace casi 12 años y desde entonces, su apertura ha aparecido en todas las campañas electorales de Vadillo. En el año 2015 recibió la autorización ambiental para la instalación, que en teoría y en palabras del ex alcalde era el último trámite para que pudiera abrir sus puertas.

Rafael Gil, gerente de la empresa constructora Vecoinca, aseguró que no sería rentable para el ayuntamiento porque, para que lo fuera, su capacidad de sacrificio debería superar los 400 o 500 cerdos a la hora y que contara con una sala de despiece industrial.

Mientras tanto, los industriales de las empresas locales han tenido que desplazarse a diversos mataderos de Extremadura e incluso de fuera de nuestra región, situación que se agravó tras el cierre del de Valencia de Alcántara, con los consiguientes incrementos en los costes de producción y, por tanto, dificultando su competitividad.

A lo largo de todo este tiempo, los industriales se han reunido varias veces con el alcalde e incluso se ofrecieron ellos para encargarse de la apertura, pero siempre había problemas porque el matadero no reunías las condiciones legales.

En la pasada campaña de matanzas, según informamos en la edición impresa de AZAGALA hace dos meses, la empresa Cárnicas Maldonado ha estado sacrificando cerdos en ese matadero, más bien como prueba para ver su funcionamiento.

Esta noche, en el pleno se aprobará la enajenación del edificio para que, tras una pública subasta, alguna empresa se quede con el matadero.

 

Impactos: 0