Press "Enter" to skip to content

Murillo no contesta a las preguntas de Ipal y no le deja ni leer los ruegos

La alcaldesa esta vez no solo no ha respondido a las preguntas de Ipal sino que ni siquiera ha dejado a su portavoz leer dos ruegos que llevaba con el argumento de que eran “muy largos”.

Uno de los ruegos, cuya lectura no dejó ni empezar, era el referente a una felicitación al pueblo por haber superado estas fases duras de la pandemia sin ninguna víctima, y el otro, que Murillo, apoyada por algunos de sus concejales, le cortó una y otra vez hasta que finalmente no le dejó continuar, hacía referencia a la actitud “antidemocrática, intolerante, opaca y oscurantista y su sentido sectario y partidista de la política, mediante el cual margina y desprecia a una parte de la población”.

En este ruego, que pueden leer abajo íntegramente, acusan a la alcaldesa de “ocultar documentos e informaciones, levantar plenos y salir corriendo sin contestar a las preguntas y sin dar las explicaciones que usted está obligada a dar y el pueblo está en su derecho de recibir”, además de acusarla de la “censura en los medios de comunicación municipales”.

Ipal recuerda que durante estos meses de estado de alarma, la alcaldesa no ha dado ni una “mínima información sobre las importantes decisiones que se han tomado en estos meses, cuando el propio presidente de la Diputación de Badajoz, de la que es usted diputada, compareció hace pocos días ante los medios de comunicación, acompañado por los portavoces de los tres partidos que integran la corporación, con los que había consensuado previamente las medidas para hacer frente todos juntos a la crisis. Todo un gran ejemplo de unidad y de democracia” .

El grupo independiente señala en el escrito que no le han permitido leer que “en estos meses que usted lleva al frente del Ayuntamiento los problemas y el caos, que ya reinaban en este consistorio desde hace tiempo, se han multiplicado y ha quedado patente su incapacidad para hacer frente al pago de las nóminas de los trabajadores y empleados municipales, quienes para vergüenza de la conciencia de ustedes no se atreven ni a pedir lo que legítimamente les pertenece; a ustedes se les llena la boca de políticas sociales cuando la mejor política social es pagar el sueldo a los trabajadores, que en muchos casos sufren verdaderos calvarios para poder subsistir”.

Ipal acusa al gobierno local de iniciar un “claro proceso de desmantelamiento de la Policía Local de Alburquerque” y de “mantener las calles, parques y recintos públicos en total estado de desidia y dejadez, muchas veces con mala iluminación, con obras abandonadas y sin terminar desde hace años; todo nuestro enorme patrimonio histórico, monumental y natural ha sido olvidado y abandonado a su suerte; las empresas y suministradores son incapaces de cobrar sus facturas correspondientes; la comisión de Baldíos no se convoca desde tiempos inmemoriales, a sabiendas de los múltiples problemas que afectan a la Dehesa Comunal; numerosas subvenciones son desviadas sin que se inicien las obras.

Por todo ello, Ipal le pide a Murillo que “salga y diga la verdad a nuestros vecinos de todo lo que está pasando en nuestro pueblo y del futuro que nos espera”, y acusa a nuestros gobernantes de haberse dedicado a “repartir migajas para fidelizar el voto, su única obsesión, y se han olvidado de hacer políticas para generar riqueza, para evitar el despoblamiento de nuestro pueblo y para atajar la salida de nuestros jóvenes trabajadores, emprendedores y universitarios” .

Finalmente, piden a la alcaldes que si “siente que no puede, que no quiere o que no le dejan, nosotros, con el mayor de los respetos, le rogamos, por el bien de todo el pueblo, que presente la dimisión y abandone la alcaldía” .

Aquí están los ruegos, facilitados por Ipal, que Murillo no ha permitido leer a Gutiérrez.

RUEGO MAYO 2020

ESCRITO COVID-19 PLENO

Impactos: 0