Press "Enter" to skip to content

Ipal denuncia que Alburquerque vive como en “Los santos inocentes”

El año pasado con motivo del 1 de Mayo, Día Internacional del Trabajo, Ipal denunció las condiciones laborales de los contratados municipales que llevan meses sin cobrar sus nóminas y la mayoría de ellos con “sueldos de miseria”, todo ello “debido a la situación de bancarrota que este alcalde ha provocado en nuestro ayuntamiento”.

Pues bien, ayer, este mismo grupo independiente, hizo público el mismo comunicado con un preámbulo en el que comentaba que “al cabo de un año no todo sigue igual sino peor y los mismos perros con distintos collares nos han llevado a la situación económica y social que todos conocemos”.

En el escrito de hace un año, Ipal señalaba que Vadillo “tiene implantada una economía de subsistencia, en la que la vida de la mayoría de los vecinos depende directa y obligadamente del Ayuntamiento, y se mantiene un descarado y humillante sistema de compra de votos, en el que para conseguir unos cuantos jornales hay que pasar por su propio despacho para rendirle pleitesía”.

Ipal asegura que “solo trabajan las personas que el propio alcalde decide, ya que los contratos se adjudican a dedo y, lo que es peor, todos los derechos y mejoras en las condiciones de trabajo que hace tantos años él mismo exigía, hoy han desaparecido por completo”.

Este grupo independiente exige “unas condiciones laborales y salariales más justas y acordes con los tiempos en que vivimos”, y recuerda que “hace 24 años, por esta misma época y también en vísperas de elecciones municipales, Ángel Vadillo, entonces concejal de la oposición, convencido sindicalista, firme defensor de los derechos y condiciones de los trabajadores y aspirante a la alcaldía de Alburquerque, manifestaba las siguientes palabras, difundidas a través de un escrito que hizo llegar, casa por casa, a todos los vecinos: “El Ayuntamiento da la espalda a los trabajadores, a los parados, a los jóvenes y a nuestros mayores, a los que sólo se tienen en cuenta cuando interesa de ellos su voto; a unos, haciendo contratos a dos meses de las elecciones, y a otros, con fiestas y comidas. Y de lo que estoy totalmente en contra y, como yo, muchas otras personas de nuestro pueblo, es de que se den fiestas y se realicen contratos a dos meses de las elecciones, para conseguir votos exclusivamente. Todo esto es indigno, y de una falta total de ética y honradez.”

Ipal señala que ahora, muchos años después, parece que el tiempo no ha pasado y que más bien hemos vuelto para atrás, a la época de Los Santos Inocentes.

Finalmente, el grupo independiente manifiesta su “solidaridad con la injusta situación por la que están pasando estos trabajadores. “Nos ponemos al lado de ellos y les aseguramos que desde nuestro grupo seguiremos exigiendo, insistiendo y reclamando todas las veces que hagan falta, hasta que se soluciones todos los problemas que les afectan”.

 

Impactos: 0