Press "Enter" to skip to content

La alcaldesa teme a la justicia y convoca la mesa de negociación con la policía y el resto de funcionarios

Según ha informado el sindicato USO del ayuntamiento de Alburquerque, el consistorio le ha convocado para “la constitución de mesa de negociación de funcionarios y establecer un calendario laboral para la Policía Local, donde propondremos el mejor, para el respeto de los derechos de los trabajadores y para ofrecer un servicio al ciudadano donde podamos llegar a más gente y mejor. Sin duda, una buena noticia para este colectivo, que tanto tiempo lleva luchando para que se respete sus derechos”.

Ese es el contenido del comunicado hecho público a través de Facebook por el único delegado sindical que representa a los funcionarios del ayuntamiento y pertenece a USO.

Es evidente que esto sucede porque la alcaldesa le ha visto las orejas al lobo de la justicia, dado que siete agentes de la policía local denunciaron el pasado mes de octubre ante la Fiscalía los presuntos delitos de prevaricación, desobediencia y estafa procesal que podrían haber cometido el exalcalde de Alburquerque, Ángel Vadillo, y la actual alcaldesa, María Luisa Murillo, al establecer los horarios que rigen los turnos de trabajo de este cuerpo policial.

La policía municipal de Alburquerque ha sufrido una auténtica persecución por la alcaldía desde hace años y, entre otras arbitrariedades, el ex alcalde se negó a comprarles armas reglamentarias y tuvieron que intervenir los sindicatos policiales y la justicia, además, los agentes estuvieron durante un año sin vehículo patrulla y haciendo servicios urgentes en sus propios automóviles, y viendo pisoteados sus derechos como trabajadores y sin poder conciliar su vida laboral y familiar por los horarios a los que se les sometía indiscriminadamente, de hecho, algunos miembros han sufrido problemas psicológicos por el estrés y la presión a la que eran sometidos.

Aparte de esto, el resto de funcionarios también sufren injusticias en cuanto a retribuciones económicas.

Todo ello se deriva del increíble hecho de que el ex alcalde no ha convocado jamás en los 24 años que ha estado en el gobierno una mesa de negociación con los funcionarios del ayuntamiento, y ahora, Murillo, tras la denuncia a la Fiscalía, ha citado al delegado sindical para el próximo día 18, cuando se reunirá acompañado de dos asesores, con el secretario municipal y la propia alcaldesa.

__________________

Portada: Antiguo vehículo de la policía local que estuvo más de un año averiado y los agentes patrullando a pie.

Foto 3: Policía local denunciando los abusos en los horarios establecidos unilateralmente por el ex alcalde.

 

Impactos: 0