Press "Enter" to skip to content

Ipal obliga a la alcaldesa a convocar un pleno extraordinario sobre los impagos

Los ediles de Ipal han solicitado la convocatoria de un pleno extraordinario, cuya celebración es obligada por ley en el plazo de 15 días hábiles desde el registro de la solicitud. Por tanto, si la alcaldesa, Marisa Murillo, no quiso contestar a las preguntas de este grupo independiente relativas al impago de las nóminas a los trabajadores, a los proveedores, residencia nueva de ancianos, destino de subvenciones, etc., ahora va a tener que hacerlo sin excusa alguna. Si Murillo no convoca el pleno, el secretario está obligado también por ley a hacerlo el décimo día posterior a cuando tenía que haberlo convocado la alcaldesa.

En un comunicado, Ipal argumenta que “ante la gran cantidad de problemas de extrema gravedad que están aflorando en el Ayuntamiento de Alburquerque en los últimos tiempos, debidos en gran parte a la desastrosa gestión que durante años se ha llevado a cabo en este consistorio y que nos han llevado a una situación de quiebra total en las arcas municipales; ante la falta de información y de transparencia por parte de la Sra. alcaldesa y de su equipo de gobierno, que se encuentran superados por los acontecimiento, sin respuestas de ninguna índole y con el único afán de esconder las respuestas y la auténtica realidad de todo lo que está aconteciendo; ante las preguntas y cuestiones de enorme importancia que les vienen planteando nuestro grupo, en nombre de buena parte de la sociedad alburquerqueña y que, saltándose la ley a la torera, no les son contestadas y aclaradas; ante la evidente huida hacia adelante que están llevando a cabo nuestros responsables políticos locales, para no resolver nada y para tratar de salvarse ellos del desastre que se avecina; el Grupo Municipal IPAL, como representantes legítimo de la oposición política de Alburquerque, quiere manifestar su total disponibilidad y decisión para llevar a cabo su trabajo, mediante todas las herramientas que la ley y el estado de derecho nos faciliten, para lograr de una vez por todas que se den todas las explicaciones necesarias, deseables y obligadas para que el pueblo sepa la verdad de todo lo que está pasando en el Ayuntamiento de Alburquerque”.

Ante esta situación, Ipal expone en el comunicado su exigencia de que “se nos explique y se adopten las medidas necesarias, urgentemente, ante la enorme problemática derivada del impago de las nóminas y de los salarios correspondientes a los trabajadores y empleados municipales, que vienen padeciendo esta injusta situación desde hace varios meses”.

_______

Foto: Manuel Gutiérrez, en su comparecencia tras el último pleno en el que la alcaldesa no quiso responder  a las preguntas de Ipal.

Impactos: 0