Press "Enter" to skip to content

El ex alcalde convoca a los contratados y les advierte que si denuncian los impagos de las nóminas habría un ERE

El ex alcalde está reuniéndose a lo largo del día de hoy con contratados municipales que llevan tres meses e incluso más sin cobrar sus nóminas y que fueron avisados ayer, uno a uno, por teléfono, a través de una empleada municipal.

Sin explicar en calidad de qué los convoca él, cuando es alguien que no representa a nadie en el ayuntamiento, Vadillo, como era de esperar, buscó un culpable: el Estado, porque no manda fondos a la Diputación y a la Junta de Extremadura y, por tanto, no llegan a Alburquerque, pero no explicó entonces por qué es el nuestro el único ayuntamiento que no paga a los trabajadores, ni porque se hizo una gran feria, o se arreglaron calles como Colón, sin tener fondos para hacerlo…

El ex alcalde dijo esperar que este problema se resuelva a lo largo del mes de septiembre, pero advirtió que los contratados tienen que apoyar y ser solidarios, porque si alguien denuncia su situación, podría provocar que el ayuntamiento opte por hacer un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para despedir a parte de la plantilla.

Vadillo cifró en 300 el número de empleados municipales, cuando la cifra no alcanza los 200, según informaciones que se han proporcionado a esta revista.

El ex alcalde no citó a la reunión a los funcionarios, que hoy mismo han cobrado el mes de julio y la extraordinaria que se les adeudaba.

Por cierto, Vadillo señaló que él aún no se ha incorporado a su puesto de asesor-portavoz, entre otras cosas porque ese nombramiento está impugnado (cosa que no dijo), y que estaba allí para ayudar. La alcaldesa, Marisa Murillo, estaba sentada entre los trabajadores.

 

Impactos: 0