Press "Enter" to skip to content

El sindicato USO denuncia la situación de “emergencia social” causada por la “bancarrota” del ayuntamiento

La sección sindical de USO en el ayuntamiento de Alburquerque denuncia que “los reiterados impagos de las nóminas a los trabajadores del Ayuntamiento de Alburquerque ha generado una situación de asfixia económica insostenible sobre los trabajadores y sus familias”, y advierte que este sindicato “no puede continuar como mero observador ante la falta de reacción de unas autoridades que parecen superadas por la situación de bancarrota de esta administración”.

En un comunicado público, USO denuncia el “total mutismo del Ayuntamiento, que tan siquiera se ha dignado a reunirse con los trabajadores para explicarles a que situación real se enfrentan, y ello a pesar de haber sido solicitado por escrito por este sindicato”. Este hecho, añade el escrito, “no hace más que acrecentar la incertidumbre y agravar una situación ya de por si insostenible para muchas familias que no pueden hacer frente a sus obligaciones cotidianas y aún menos a las bancarias como préstamos o hipotecas”.

La sección sindical del Ayuntamiento de Alburquerque anuncia que enviará “misivas a todas las autoridades competentes, para evitar que se siga mirando hacia otro lado, se instará la actuación de inspección de trabajo, así como se pondrá en conocimiento de la Fiscalía para que se investigue y depuren posibles responsabilidades en la gestión de los caudales públicos que ha provocado los impagos de las nóminas a los funcionarios y trabajadores laborales en esta Administración”.

Finalmente, y como última medida, USO señala que “se instará a todos los representantes sindicales a dar una respuesta conjunta ante una situación que podría ser calificada de emergencia social”.