Press "Enter" to skip to content

Reportajes inéditos en un número extraordinario de AZAGALA

Con una fotografía de David Díaz, un hombre que cada año nos facilita imágenes extraordinarias del Festival Medieval, presentamos en portada el número 108 de AZAGALA, un ejemplar lleno de reportajes, todos ellos inéditos, dado que, como aclaramos siempre, las publicaciones de las ediciones digital e impresa de la revista son totalmente diferentes.

El Medieval ocupa varias páginas, pero aún tenemos más para los “ecos del festival” que publicaremos en el número siguiente, el 109, en el que tendremos la esperadísima “Mirada de David Díaz”.

Informamos de cómo José Manuel Leal, impulsor de la edición digital, es el nuevo presidente del Colectivo Cultural Tres Castillos y desvelamos cómo el ayuntamiento baraja varias opciones para reducir el número de empleados.

Mucho va a gustar un reportaje sobre la primera visita en la historia de la patrona, algo que es una incógnita, pero incidimos en ello, así como en hechos singulares que han tenido lugar a lo largo de los años en la traída de la virgen, como cuando se cayó la imagen.

Dedicamos varias páginas a nuestro compañero Juancho Viola, un “intelectual campechano” y publicamos un reportaje sobre una de las familias, los “Melisias”, que emigraron del pueblo y cómo eran aquellos años de la emigración masiva de hijos de Alburquerque.

Esteban Santos nos cede un documento publicado en 1987 en el que se detallan los primeros movimientos para recuperar los Baldíos, a cargo de la corporación comunista presidida por Arturo Álvarez, quienes encargaron a un gabinete de abogados, encabezado por Nicolás Sartorius, un estudio jurídico que concluyó con la entrega del mismo en la Junta. Así se inició el proceso que luego remataría la corporación socialista presidida por Emilio Martín, quien exigió e insistió mucho en la Junta de Extremadura para que se promulgara la ley de expropiación, que tuvo lugar durante su mandato, así como las propias expropiaciones. Se trata de un tema muy interesante, porque todo parte de una ley de 1935 que no se derogó durante la dictadura.

Hablamos ampliamente de la situación de Contempopránea con fotos de una joven alburquerqueña de la que debemos estar atentos. Patricia Berinald es su nombre artístico.

Dedicamos también unas páginas a un suscriptor de esta revista, un hombre, Luis Álvarez, que narraba historias increíbles. “Se nos fue una referencia de la juventud”, escribe Julián Cano.

Tenemos en este número el honor de publicar un buen artículo de opinión del diputado nacional Víctor Píriz: “Good bye Lenin”, en el que habla sobre la situación esperpéntica que se vive en el pueblo, con “un alcalde que ha dejado de serlo, pero hay quien está tratando de hacerle ver que no es así”…

“Carrión, el paraíso perdido”, titula Vicente Martín a un bello y nostálgico artículo sobre los baños en el desaparecido “charco de la ermita”. Por su parte, Francis Negrete, escribe “De cómo Mari se convirtió en Murillo”, en el que, con una foto suya con la actual alcaldesa, narra cómo la conoció y fueron grandes amigos hasta llegar a la situación actual.

En la sección de firmas, Mª Cruz Mozo dedica su página a alabar a su padre, Tomás Mozo, el actual ermitaño; Elías Cortés, además de su imprescindible Ecografía al minuto, escribe su “record dudoso de andar por casa”, mientras Antonio Rubio continua con las diatribas de sus personajes “en la barra del bar”. Juan Díaz insiste con el vergonzante asunto del ferrocarril en Extremadura, y Mariano Armijo escribe sobre la felicidad y toca, por supuesto, la situación política de Alburquerque. Eugenio López continúa con su relato sobre la guerra civil en nuestro pueblo y con los juegos de niños, en esta ocasión centrado en la repiona. Por su parte, José María Pírez, nos habla de un paisano que fue condecorado varias veces por méritos de guerra: el general Manzano. Julián Cano sigue contándonos las curiosidades de la construcción del cementerio actual.

Una familia que reside en Fuengirola nos narra una historia interesante y nos cede unas fotografías para pedir a los lectores que le ayuden a averiguar quiénes aparecen en las mismas, dado que pretende encontrar a familiares de los que no ha vuelto a saber nada desde que se marcharon de Alburquerque.

Escribimos sobre el doctor Bueno (Francisco Bueno), un alburquerqueño admirado y de “la otra cara –lamentable- del paseo de las Laderas”- así como de la fiesta que celebraron los alburquerqueños que cumplen 60 años en este 2019, y narramos las noticias más destacadas que acaecieron en el pueblo el año en que nacieron, 1959.

Nos despedimos con la receta de Raúl Cabrera y la sección de Francisco Luis Gutiérrez sobre El rostro del mes, en esta ocasión Miriam Tarrat Ramos, a la que hace una pequeña entrevista.

_________________

Portada: Foto de antiguos bancos de piedra destrozados en las obras de las Laderas y tirados en el huerto de las Alcabalas, así como el viejo velador de piedra que se encontraba en el “popo de los viejos”, también arrasado.

 

 

Impactos: 0