Press "Enter" to skip to content

Funcionarios, contratados y ahora también los concejales liberados siguen sin cobrar sus nóminas

Estamos a 21 de agosto y los funcionarios municipales aún no han cobrado su paga extraordinaria que se percibe a primeros de julio, ni el salario de dicho mes, mientras que al personal laboral, contratados del ayuntamiento, se les adeudan entre dos y tres meses. Esta vez también están entre los afectados los propios concejales liberados, Cipriano Robles y Magdalena Carrasco, quienes tampoco han percibido su nómina de julio. Por supuesto, tampoco han percibido ni un euro el resto de ediles y a los de de la oposición les adeudan más de un año entero.

En cuanto a empresas y proveedores locales, la deuda se ha incrementado tras la campaña electoral y alcanza cifras realmente estremecedoras en algunos casos.

Como ya decíamos recientemente, la situación de las familias es realmente dura porque hay empleados que solo viven de la nómina de un miembro de la unidad familiar y lo están pasando muy mal, máxime en estas fechas en las que hay fiestas y vacaciones.

Estamos seguros de que esto ocurre en cualquier otro pueblo y el escándalo sería mayúsculo, pero aquí los grupos políticos no han vuelto a intervenir, los medios de comunicación callan estas noticias, y, lo que es más incomprensible, los propios afectados no alzan la voz ni se manifiestan, y sus representantes sindicales tampoco organizan algún acto de protesta. Solo el CSIF, que no tiene prácticamente representación en el ayuntamiento, emitió una nota de prensa hace algunas semanas.

Es cierto que los afectados hablan entre ellos y se quejan amargamente de la situación en el seno de sus familias, incluso en muchos casos están seguros de que “esto va a reventar”, pero no se atreven a tomar ninguna medida. Y son ellos los que deben mover ficha, porque tanto Ipal como el PP ya advirtieron de lo que iba a suceder tras las elecciones y, sin embargo, una clara mayoría votó por el continuismo.

También es cierto que, a nosotros, como medio de comunicación independiente y humilde, pero también digno de confianza porque no dependemos de nadie y contamos la verdad, nos llegan a diario muestras de desesperación y situaciones realmente alarmantes, algunas de ellas relacionadas con el ex alcalde, quien sigue recibiendo a las personas y dando órdenes al personal en el ayuntamiento.

El grupo de gobierno ha nombrado asesor portavoz al principal responsable, pero no único, de la situación de ruina de las arcas municipales y los propios concejales socialistas están sufriendo en sus carnes las consecuencias de la política económica del ex alcalde.

En la edición impresa de AZAGALA que sale esta semana, desvelamos algunos movimientos de la nueva alcaldesa por una parte y del ex alcalde por otra que les puede conducir al enfrentamiento directo, lo que sería buena señal, porque dejar que el vecino Vadillo sea quien siga gestionando el consistorio es una auténtica temeridad.

__________________

FOTO: Manifestación ante la puerta del ayuntamiento de funcionarios y trabajadores por la falta de pago de las nóminas en un pueblo de Andalucía.

Impactos: 0