Press "Enter" to skip to content

Contempopránea reivindica su esencia única e inimitable

La organización de Contempopránea ha hecho público un comunicado en el que, aparte de explicar que se ha confeccionado un buen cartel a pesar de haberse confirmado su celebración demasiado tarde, reivindica su valor como marca de gran reputación a nivel nacional, una marca que ha tardado años en consolidarse y que ahora es la segunda más importante de Extremadura, solo por detrás del festival de Teatro Clásico de Mérida.

El comunicado, resumido, que nos ha hecho llegar CPOP dice lo siguiente:

“Contempopranea, el clásico y pionero festival de la escena indie ha conseguido salvar obstáculos que le impedían afrontar la presente edición. “Finalmente no hemos dejado un año en blanco y aunque es demasiado tarde para anunciar cartel y vender entradas, decidimos sacarlo adelante pase lo que pase.” El festival de la “resistencia” continúa fiel a sus postulados con el cartel más increíble jamás confeccionado en tiempo record. Contempopranea 2019 presenta posiblemente el cartel que mejor refleja el actual estado de la música independiente nacional.

La competitividad era un aliciente, una sana búsqueda de la originalidad que se ha corrompido y ahora parece castigar a la diversidad. Los patrocinios grandes traen regalos de un solo uso, visten con sus colores las calles y terminan apellidando al festival. El dinero da los cabezas de cartel, los espectáculos visuales, los fuegos artificiales. De todo eso tiene que tener algo (o mucho) un festival si quiere existir. Pero hay dos cosas que están por encima de todo en nuestro (que es vuestro) Contempopranea. Dos cosas sencillas que nos marcan y que se podrán mejorar, pero no se pueden comprar ni imitar. Dos sustantivos abstractos, intangibles, que se cultivan con el paso del tiempo y florecen sólo cuando quieren y no cuando se les pide.

Hablamos de cosas por las que merece la pena luchar, gritar, rogar y trabajar. Hablamos de algo que nos vuelve locos, que es adictivo, que nos hace recorrer cientos de kilómetros, dormir hacinados en casas ajenas o directamente no pegar ojo durante semanas. Estamos hablando de algo que sólo los que lo hemos sentido somos capaces de entender y que sin vosotros sería imposible que existiera. El maridaje perfecto, la unión que suma, los polos correctos y no opuestos. Hablamos del POP y la AMISTAD.

Durante un año hemos llorado, bailado y reído en nuestras casas, a solas, oyendo canciones. Del 18 al 20 de julio esas emociones volverán a ser colectivas”.