Press "Enter" to skip to content

Marisa Murillo: “Ángel es el alcalde, aunque yo haya sido la candidata”.

En la primera comparecencia pública tras las elecciones, Ángel Vadillo dejó claro repetidas veces que él es el “líder político, aunque Marisa sea la alcaldesa”. Y señaló que como tal líder va a “seguir haciendo esfuerzos”, para añadir que “sin la gente humilde no se pude ganar unas elecciones y, si cuidas a esta gente, puedes gobernar siempre”.

Atacó al club de fútbol en los cuatro años anteriores a la directiva ahora saliente porque, señaló, “estaba haciendo un juego político que no es normal; yo ayudaba y me estaba haciendo la cama”.

También dijo que “Ipal es el partido de Negrete, y solo nació para hacer daño y me lo han hecho”. “No se puede ir a la política solo a hacer daño a una persona”, añadió.

Vadillo dijo que, al contrario que Ipal, ha hecho “una campaña limpia”, y contó que el “hermano del candidato de Ipal dio voces” a uno de su partido.

Echó la culpa a las “trabas” que se le han puesto para no cumplir el programa electoral y dijo esperar que ahora no “pongan trabas para sacar adelante los buenos proyectos que hay para el pueblo”. Además, sostuvo que Alburquerque “se ha desarrollado y crece” y, sin embargo, quieren hacer creer lo contrario.

Vadillo habló de sus resultados electorales y señaló que antes de llegar él a la alcaldía “era imposible” sacar tantos votos y ahora, “sin ni siquiera encabezar la lista, se ha vuelto a lograr”.

También aseguró que “la alcaldesa va a hacer lo mismo que yo, porque estaré ahí en cada momento”.

Se refirió a “chantajes” recibidos de “grupos de presión” y dijo que, por ello cuando Marisa Murillo sea invitada a un acto, “yo veré a dónde va y en qué condiciones va, porque tiene que haber un respeto”.

Habló de que existe ahora el mismo equipo, sin fisuras, “Marisa ocupa la Diputación y otros ocuparán otras cosas”, señaló.

El aún alcalde se refirió a Victor Píriz, cuyo nombre dijo “no conocer” y ha sido la “mano sucia del PP” en esta campaña.

Terminó señalando que “nosotros no atacamos nunca; nos defendemos”.

Por su parte, Marisa Murillo señaló que “Ángel ha sido quien ha ganado las elecciones y es nuestro líder, un referente para Alburquerque”.

De la oposición dijo esperar que “aprueben los proyectos con nosotros y no pongan zancadillas”.

“Ángel es el alcalde, aunque yo haya sido la candidata”, señaló y dijo que “toda la gente fuera de Alburquerque alaba el trabajo que ha hecho”.

Cipriano Robles también estaba presente en la comparecencia, pero no intervino.