Press "Enter" to skip to content

Ipal promete que habrá Contempopránea, libertad y mejores condiciones laborales

CIERRE DE CAMPAÑA ELECTORAL

A escasos cien metros unos de otros se enfrentaban dialécticamente, el PSOE (Goliat), con un gran equipo de sonido e iluminación, en el escenario colocado por el ayuntamiento en la plaza de España, y David (Ipal), en el salón de Machaco-Alameda, con un equipo de sonido modesto y las únicas luces del local.

En el acto de Ipal hubo muchas llamadas a construir, todos juntos, un Alburquerque mejor, sin odios ni rencores. Varios de los candidatos hablaron de Contempopránea y prometieron que si ganan las elecciones se celebrará este festival este año, porque se saldará la deuda con la organización, una deuda que tiene paralizada la edición de 2019.

Manuel Gutiérrez habló de mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras de las residencias y de los servicios sociales, que impulsarán mediante la creación de un organismo autónomo, dependiente del ayuntamiento, que gestione todos los fondos de las numerosas subvenciones que reciben y de las cuotas de los usuarios. Así no habrá problemas de pago, como actualmente, sino que todo el mundo cobrará puntualmente, señaló Gutiérrez.

Mostró el programa electoral de hace cuatro años, cuando Vadillo encabezaba la candidatura de ORPO, y desveló que no se ha cumplido nada, y ahora, señaló, presentan otro programa “fantástico y delirante cuando no tienen dinero ni para pagar a los trabajadores”.

Manuel Gutiérrez advirtió a los alburquerqueños que estemos preparados porque, como ya advirtieron, después de las elecciones nos van a venir los recibos para pagar la basura.

Habló de los trabajadores en general que contrata el ayuntamiento (para servicios, obras o peonadas) y aseguró que todos cobrarán sus sueldos puntualmente y no ocurrirá como ahora.

Recordó que una empresa importante, con la que tiene contacto Ipal, está dispuesta a montar una gran fotovoltaica en el pueblo, y lo plantearon al alcalde para una reunión con los promotores y éste no les hizo ni caso.

Samuel Cotrina

El primero en tomar la palabra fue Samuel Cotrina, quien dijo que por atreverse a ir en la lista de Ipal “ya soy de los malos, malísimos”. Ahora, en referencia a una descalificación del alcalde sobre los miembros de Ipal, dicen que “tenemos el corazón negro, y yo que creía que lo tenía rojiblanco”.  Habló de la “educación y el respeto como valores de Ipal”.

Alicia García

La número dos de Ipal recordó que la prensa regional habló esta semana de “Amor y odio en Alburquerque” y “esa dicotomía es la que hoy se verá a poca distancia de metros”. Pidió “enterrar la palabra odio y a escribir una de las páginas más bonitas de nuestro futuro, la alternativa sana y saludable en el ayuntamiento”.

“Este domingo haremos historia por todos los que callan porque tienen miedo, haremos historia por aquellos que se nos fueron sin poder ver este momento, haremos que los nubarrones se escondan en el baúl…”, dijo.

Terminó pidiendo que “hablemos con emoción de nuestro pueblo y hablemos de Ipal, y expliquemos que nosotros podemos convertir esos sueños compartidos en realidades y podemos unir lo que otros llevan años intentando desunir”.

Pablo Bozas

El candidato de Ipal recordó que en los años 80 hubo seis candidaturas en Alburquerque y todas tuvieron representación, y ahora nos quieren “imponer un sistema de partido único, pero estamos en democracia, lo que supone elegir”. “Tenemos que construir un Alburquerque donde el trabajo sea un derecho y no un favor que hay que ir a pedir a un despacho, un favor para que luego se devuelva en forma de voto”, añadió. “Eso no puede ser”.

“Queremos un Alburquerque donde los jóvenes tengan un porvenir y no tengan que marcharse por obligación, en el que los empresarios tengan apoyo”, dijo, y recordó el matadero cerrado desde muchos años y que “sale en todos los programas electorales cada cuatro años”.

Insistió en que el gobierno local ha puesto en peligro a Contemporánea, que es un referente nacional, porque el ayuntamiento se ha gastado el dinero no se sabe dónde, y añadió que es un “desastre” que se contrate a trabajadores y luego no se les pague.

Carlos Alberto del Pozo

Empezó recordando la película de Juan Calderón titulado “Alburquerque vivo, Alburquerque muerto”, y señaló hacia la plaza de España para referirse a Vadillo y Murillo: “Ahí está el Alburquerque muerto”, un “cascarón viejo que hace aguas como el Titanic, que está arruinado, caduco, sectario, conformista… un Alburquerque basado en el odio, mentiroso y tramposo, oscuro, abandonado… un Alburquerque acomodado y aburrido… un Alburquerque que a nosotros no nos representa”. “Ipal es el Alburquerque vivo, ilusionado, respetuoso, verdadero, libre…”.

Manuel Gutiérrez

El candidato a la alcaldía dijo que, al repartir los votos casa por casa, ha notado en la gente “amabilidad, ganas de tranquilidad, de sosiego, de concordia, de unión, de levantar el pueblo entre todos…”.

Gutiérrez dijo que todos los alburquerqueños tenemos derecho a presentarnos en unas listas electorales, pero “en este pueblo no hay democracia porque se persigue y se insulta a cualquier ciudadano que quiere ser candidato”.  Añadió que “la democracia no es un solo partido, no es perseguir a cualquiera que discrepe, no es democracia que se ahuyente a personas que acaban de llegar a la política, como Raquel del Pozo y Alberto Resmella”.

Dijo que Vadillo está haciendo “contratos ilegales ahora en plena campaña electoral” y todavía dicen que los dos denuncian. “SI tuviéramos que hacerlo estaríamos todos los días del año denunciado porque eso es una máquina de hacer ilegalidades”, añadió.

Recordó “cómo se han cargado o quieren cargarse Contempopránea, que es una marca de identidad en toda España”.

Finalizó diciendo que “nunca nadie tenga que mendigar un trabajo, unas peonadas, un sueldo, un contrato de trabajo, porque el trabajo es un derecho de todo el mundo”. “El trabajo es LIBERTAD”, añadió.

Impactos: 0