Press "Enter" to skip to content

La hora de la verdad

LA CARTA DEL DOMINGO

Por FRANCISCO JOSÉ NEGRETE

Hoy acaba el plazo para presentar las candidaturas para las elecciones municipales del próximo 26 de mayo y aún no sabemos si nuestro alcalde concurrirá o no a las mismas. Siguiendo su ya tradicional postura de oscurantismo que ha llevado a cabo durante muchos años en su gestión política, está haciendo lo mismo ahora, de manera que estamos seguros de que no habrá otro caso igual en toda España.

Está descartado que vuelva a presentarse por ORPO, ya que esta agrupación independiente vuelve a desaparecer, como ocurrió cuando Ángel Vadillo se pasó al PSOE. Después la recuperó al ser expulsado de este partido. Por tanto, la única opción posible es que fuera candidato socialista, una situación que no solo sería rocambolesca, sino vergonzante para este partido.

Si el PSOE cruza el rubicón, la línea roja de la decencia, y presenta a Vadillo, estaría escribiendo una página negra en la larga historia de este partido, tanto en Alburquerque, como en Extremadura y España entera. Sería un escándalo mayúsculo que, sin duda, tendría su protagonismo en la campaña electoral en todo el país.

La pasada Semana Santa hablamos con un socialista de siempre, una persona que en todas las elecciones regionales y nacionales ha votado al PSOE, y nos decía que es imposible que este partido presente a Vadillo, que no solo Vara no lo permitiría, sino tampoco Sánchez. Y añadía que, de ser así, con todo su pesar, no volvería jamás a votar al PSOE. Creo que lo mismo piensan la mayoría de socialistas auténticos, pero la verdad es que no estamos seguros de lo que habrá decidido este partido, pero, sea lo que sea, ya no hay marcha atrás.

En las últimas semanas, Ángel Vadillo ha mostrado un perfil bajo, ha desaparecido totalmente y solo hemos sabido que discutió acaloradamente con los tres ediles de Ipal en su despacho del ayuntamiento, al negarles toda la documentación que llevan meses pidiendo y a la que tienen derecho por ley. Por lo demás, en su muro de Facebook solo pone imágenes de perros, pero ninguna sobre la campaña electoral ni mención política a ningún partido. Al contrario que Cipriano Robles que ha colocado una foto suya con el lema de campaña del PSOE: “Haz que pase”, como si fuera a ser este concejal el candidato, y ojalá lo fuera en lugar de Vadillo.

Si nuestro todavía alcalde pasa esa primera criba del partido socialista y se presenta por este partido, tendría una segunda criba: si su presencia en las listas sería admitida por la Junta Electoral, una vez que los populares, por medio de Víctor Píriz, dando la cara una vez más, impugnen la candidatura. Entraríamos entonces en el terreno jurídico, porque la ley electoral es clara: no pueden ser candidatos “aquellos que estén condenados por sentencia firme a pena privativa de libertad, en el periodo que dure la pena”.

Y Vadillo está condenado en firme a pena de cárcel, sin posibilidad ya de indulto, a 2 años de prisión, aunque no tenga que entrar en ella. Sin embargo, ya hemos hablado de que existen discrepancias entre los juristas acerca de si Vadillo habría pasado ya ese plazo de no poderse presentar a las elecciones entre 2012, cuando fue condenado pero se paralizó la pena ante la solicitud de indulto, y 2015, cuando se presentó a los comicios municipales, al argumentar la Junta Electoral que estaba pendiente de dicha medida de gracia.

Y habría una tercera criba para que Vadillo pudiera ser alcalde, la más importante, la de las urnas. Es evidente que tendría más posibilidades de ser reelegido por el PSOE que por ORPO, pero aun así, cuesta creer que tras el desastre total de estos últimos cuatro años de gestión, el pueblo volviera a darle la mayoría. No sería de extrañar dado que, a lo largo de todos estos lustros, Vadillo se ha encargado de hacer que una importante cantidad de alburquerqueños, tal vez la mayoría, dependa del ayuntamiento.

¿Cuál es nuestra opinión personal?

Primero, que el PSOE será coherente con sus estatutos y su dignidad como partido, y no presentará como candidato a Vadillo.

Segundo, que en caso de hacerlo, la Junta Electoral rechazaría la candidatura.

Tercero, que si superara las dos pruebas anteriores y fuera candidato, perdería en las urnas.

Ahora bien, el corazón pide que se presente, gane y tenga que apechugar con la herencia que él mismo ha dejado, sin posibilidad de irse de rositas. Pero la cabeza exige que se marche de una vez para no seguir haciendo daño al pueblo, a su buen nombre, a la libertad, a la democracia, y a la propia convivencia entre los alburquerqueños.

_____________

Foto 1: Cipriano Robles, actual teniente de alcalde, con el lema del PSOE, en su muro de facebook

Foto 2: Margarita Robles, candidata del PP, con Manuel Arce, actual edil, Víctor Píriz, candidato número uno al Congreso por Badajoz, Andrea Levy, responsable del programa popular, y otros cargos de este partido.

Foto 3: Manuel Gutiérrez, candidato por Ipal, junto con otros dos ediles, Alicia García y Pablo Bozas.

 

Impactos: 0