Press "Enter" to skip to content

Un hombre muere asfixiado en un incendio en su casa

Un hombre de 83 años, llamado Martín Vizcaíno, falleció anoche asfixiado en la calle Pozo de Alcántara, a causa de un cortocircuito en un viejo enchufe de televisión, desde donde se prendió fuego un mueble, pero en ningún momento existieron llamas de importancia, sino mucho humo, que le causó la muerte a Martín.

Este señor vivía solo desde hace años en dicha calle de la Villa Adentro, por encima del museo de Juan Castaño, y le cuidaba un sobrino, Jose Palomo, conocido porque es miembro de Protección Civil. Éste le llevaba la comida tres veces al día. El hombre no salía de casa desde hacía mucho tiempo y hace unos meses fueron a su domicilio los servicios sociales del ayuntamiento para ver la situación en que vivía.

Anoche, sobre las 9:30, los vecinos oyeron gritos en la calle de una persona pidiendo ayuda. Salieron y se trataba del sobrino de Martín, quien pedía socorro desde el balcón de la casa del anciano porque se asfixiaba. Uno de los vecinos, le pidió que saltara del balcón porque está a poca altura, pero Jose no quería hacerlo, y decía que su tío estaba dentro en el suelo.

Los vecinos avisaron a la policía municipal y la guardia civil y se presentaron dos policías locales, Arturo Álvarez y uno de los nuevos, incorporado esta misma semana. Arturo, que demostró una gran profesionalidad y mucha valentía, se colocó una toalla húmeda y, con la luz de una linterna, entró junto a su compañero protegido también por una toalla húmeda. El joven agente alburquerqueño sacó a Palomo de la vivienda y comprobó que el anciano estaba muerto.

Posteriormente llegó la Guardia Civil y después los bomberos, quienes extrajeron todo el humo con un aparato que lo aspiró.

Un equipo médico de atención continuada certificó el fallecimiento de Martín por asfixia.

____________

Portada. Calle Pozo de Alcántara, donde se produjo el incendio.

 

 

Impactos: 0