Press "Enter" to skip to content

Entierran la antigua pared de piedra de las Laderas

Las obras del paseo de las Laderas llevan toda la semana centradas en el camino que discurre paralelo al huerto de las Alcabalas y que desemboca en la carretera, o avenida Aurelio Cabrera. En nuestra última información hablamos del muro de contención de piedra vista que han construido para hacer un relleno de tierra con el fin de elevar el camino a la altura de la pared del citado huerto, la cual ya ha desaparecido en buena parte.

Esta pared, muy antigua y bastante bien conservada, está quedando enterrada, de manera que no quedará ni rastro de ella.

Ayer estuvimos en la obra, cuyo muro le ha quedado bastante bien a los trabajadores, pero según pudimos saber, no va a instalarse ningún elemento de protección para evitar el peligro por el desnivel que está quedando hacia la carretera.

También hemos podido comprobar que dicho camino se estrecha en aproximadamente un metro, a no ser que los vehículos invadan parte del huerto privado de las Alcabalas, una vez que, como vemos en las imágenes de arriba, al enterrarse la pared, no hay delimitación alguna entre el paseo público y la propiedad privada.

Sin embargo, según nos ha comentado el propietario de esta parcela, Antonio Gamero, hombre que lleva muchos años cediéndola gratuitamente para el Festival Medieval, a petición suya, el secretario le ha entregado un documento, firmado por el alcalde, donde consta que su huerto quedará igual que estaba. Es decir, que el consistorio tendría que levantar una nueva pared de piedra en el mismo lugar donde estaba la anterior, pero elevada por encima de esta, ya que la existente queda enterrada, así como construir la otra que también tiraron y que daba para el conocido como “poyo de los viejos”, donde existía una especie de velador de piedra, destruido todo ello por las obras.

Sin embargo, en los últimos diez días no ha vuelto a colocarse ni un solo adoquín, ni una sola pizarra.

 

 

Impactos: 0