Press "Enter" to skip to content

Ipal denuncia que hay muchos contratados municipales sin cobrar incluso cuando el dinero llega por adelantado

En una comparecencia pública, Ipal ha denunciado que un considerable número de trabajadores contratados por el ayuntamiento vuelven a llevar mucho tiempo sin cobrar sus salarios, debido a su situación “cercana a la bancarrota”. Su portavoz, Manuel Gutiérrez, aseguró que incluso los trabajadores del Aepsa (antiguo Per), que están trabajando en las Laderas o en el cine La Torre, no han cobrado sus sueldos cuando ese dinero ha llegado al ayuntamiento por adelantado. Entonces, pregunto Gutiérrez, ¿Cómo es posible que estén sin cobrar?

Además, recordó que, en octubre del pasado año, se ingresaron 100.000 euros en las arcas municipales para asfaltar calles y no se ha hecho nada, y desveló que la Diputación le ha pedido al consistorio que justifique el gasto de 50.000 que le subvencionó en 2017 para obras en Benavente y Casas de San Juan y tampoco se ha ejecutado nada.

Gutiérrez recordó que los sueldos de trabajadores de la ley de dependencia, de la guardería, de las residencias, etc., son abonados por la Junta de Extremadura y que ese dinero llega para emplearlo en esos salarios y no en otras cosas.

El portavoz de Ipal insistió en que, mientras los contratados no cobran, el alcalde y los concejales liberados lo hacen puntualmente. Explicó que los miembros de la oposición perciben 15 euros al mes, y llevan 7 meses sin recibir nada. “Si no es capaz de pagar ni esa cantidad, apaga y vámonos”, exclamó.

Respecto al tema de las Laderas, tanto Gutiérrez como su compañero Pablo Bozas, dijeron que no están en contra de una reforma del paseo, que es necesaria porque está muy dejado, pero exigen que se muestre el proyecto al pueblo para saber qué se va a hacer. El portavoz sugirió que se corten los eucaliptos de la barrera que dan para la carretera, pero no precisamente los más grandes, los ornamentales de ambos lados del paseo, que son precisamente los únicos que se van a talar.

Manuel Gutiérrez se refirió a otras obras más necesarias, como el asfaltado de calles, su iluminación o las instalaciones deportivas que están en situación deplorable.

Respecto al indulto, los dos ediles de Ipal mostraron su respeto a las leyes, pero Gutiérrez recordó que solo se le han recortado 6 meses de prisión, pero a Vadillo le quedan dos años que implican pérdida del derecho a presentarse a las elecciones. Éste aseguró que este alcalde es el único político de España que sigue ejerciendo el cargo con una condena como esta. “Todos dimiten cuando son imputados, por decencia política, pero usted ha sido imputado, condenado y ratificada la condena por el consejo de ministros” y no tiene la dignidad de dimitir.

Gutiérrez pidió a Vadillo que revise quienes firmaron para que no entrara en la cárcel y encontrará la firma suya y la de su esposa.

Respecto a las acusaciones del alcalde en el sentido de que Ipal recortará en ayudas sociales si llega al gobierno, dijo que eso es falso, que todos los pueblos tienen esos servicios porque los subvenciona la Junta de Extremadura. “No es usted quien corre con el gasto de todo eso”, añadió, y dijo que Ipal mejorará todos esos servicios.

Por su parte, Pablo Bozas, insistió en la actitud antidemocrática de Vadillo en los plenos, dijo que las Laderas se pueden reformar pero con “mimo” por su “enorme valor sentimental”: “la niñez, la juventud y la vejez” están íntimamente ligados a ese paseo, añadió.

Bozas dijo que fuera del pueblo se preguntan cómo es posible que estén ocurriendo estas cosas en Alburquerque, que el alcalde siga pese a su condena, y se preguntó “cómo no hay nadie de su grupo político que le diga que dimita, que no está legitimado para ejercer el cargo”.

_____________

Foto de portada: Ediles de Ipal en una foto de archivo.

Foto 2: Eucaliptos que van a ser talados en las Laderas.

Impactos: 0