Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Nueva entrega de El habla alburquerqueña: cachiporra, canujía, simblántaso, cuarteao…

Ya está lista una nueva entrega de El habla alburquerqueña, de Eugenio López Cano, que el lector podrá ver en la sección CULTURA. En esta ocasión se trata de las palabras y usos típicos de nuestro pueblo que empiezan por la letra C, muchos de los cuales ya no se utilizan y se han perdido, por lo que es muy importante este trabajo para recordar esas frases típicas o para curiosos e investigadores futuros que quieran indagar en el lenguaje de nuestro pueblo.

Como ejemplos, podemos citar la palabra “cachiporra”, o “cachiporraso”. De hecho, en Alburquerque existió un hombre, directivo del club de fútbol, que trabajó mucho por los colores blanquiazules y le llamaban Juan “cachiporra”, que en paz descanse.

También decíamos calcamonea, o calentura, o canujía. Y todavía queda alguna que otra “cantadera” en las casas antiguas, una repisa que empezó a utilizarse con el fin de poner los “asaos” o los cantaros, y finalmente toda clase de adornos.

¡Eres la carabina de Ambrosio!, se decía para referirse a alguien que era un desastre y lo hacía todo mal. El “casorio” era una boda. Teníamos el “cascabullo”, la “coruja”… y una palabra “secreta” era “cascársela”, que aún hoy escuchamos a veces.

¡“Contri” máh se lo pidah, peoh!, ¡Vaya “simblantaso” que ha dao!, ¡Un buen “siruto”! ¡Eres culo de mal asiento! ¡Esa rueda está “cuarteá”!

 

Impactos: 0