Press "Enter" to skip to content

Sin miedo a VOX

“Si eliges siempre el coraje cuando el miedo te desafía”. “Si corres tras la verdad cuando los demás desfallecen”. “Si tu voz limpia alcanza por igual a reyes y hombres corrientes”. “Si respetas la historia y el legado de tus mayores”. “Si estás dispuesto a una pelea perpetua por tu libertad”, “Si tomas partido hasta mancharte para combatir una injusticia”… Esas fueron las frases más rotundas que erizaban la piel de los presentes anoche en el hotel Machaco. Las pronunció Santiago Abascal, líder de VOX, que estuvo presente a través de un vídeo con el que empezó el acto que había traído tanta polémica en Alburquerque durante la semana.

Esas palabras sonaron con estruendo en nuestro pueblo, porque como dijo uno de los intervinientes, Antonio Pozo, “Alburquerque es un pueblo complicado que vive una situación penosa”, y anunció la creación de un grupo de personas para presentarse a las elecciones y “plantar cara al alcalde”. Sin embargo, según hemos podido saber nosotros, no hay intención de organizar una candidatura en nuestro pueblo, porque ni hay organización, ni gente ni tiempo suficiente para ello. Ángel Rasero Fuentes, que colaboró a la hora de preparar este acto, está comprometido con VOX Badajoz y no a nivel local.

Unos minutos antes, charlamos con varios de los presentes venidos de fuera para acompañar a los que hablaron. Uno de ellos culpaba tanto al PSOE como al PP de haber “consentido que Ángel Vadillo siga en la alcaldía pese a su condena y a sus ilegalidades”. Allí vimos a un nutrido grupo de alburquerqueños, pero la mayoría optó por no sentarse, sino por colocarse detrás de las cámaras para no salir en las imágenes.

Faltó el “primer espada”, Juan Antonio Morales, diputado no adscrito en la Asamblea de Extremadura, quien no pudo asistir por motivos personales, y fue Antonio Pozo, el alcalde de Guadiana del Caudillo que se niega a cumplir la ley de la Memoria Histórica y dijo haberle ganado ya siete sentencias a la Diputación que le obliga a quitar los vestigios franquistas del pueblo, quien intervino junto a Marcelo Amarilla, presidente provincial de VOX.

Pozo dijo “estar harto de que nos digan lo que tenemos que pensar y lo que tenemos que decir”, y harto de “leyes ideológicas”.

Negó que VOX sea fascista, xenófobo o machista” y citó a Churchill: “los fascistas del futuro se llamarán antifascistas”, y se refirió a la “presión sufrida para que no viniéramos a Alburquerque”. “Querían boicotear el acto porque se les acaba el chollo y les vamos a desmontar el chiringuito”, dijo en referencia a quienes han colocado pasquines y han hecho pintadas en nuestro pueblo en contra del acto de VOX.

Ángel Rasero Fuentes es el colaborador informativo del partido en nuestro pueblo y recibió una sonora ovación. Se trata de un trabajador joven, sencillo, educado y sin pelos en la lengua a la hora de expresar lo que piensa. Él pertenece al grupo provincial de VOX y atenderá a quien lo necesite para hacer afiliados o para cualquier información relacionada con el partido a nivel provincial, pero no intervendrá en política activa a nivel local.

Pozo aseguró que su partido no está en contra de los inmigrantes, sino de la inmigración ilegal, de “los que entran y encima agreden a la guardia civil”. También se mostró partidario de echar a los ilegales.

En cuanto a la violencia de género, dijo querer cambiarla por una ley de violencia intrafamiliar que proteja a la mujer, a los hijos, a los hombres, a los abuelos, a toda la familia. Dijo que esta ley en Andalucía sirve para “mantener chiringuitos”, y aseguró que, de los 42 millones de euros destinados a este fin, solo 1,8 ha llegado a las víctimas; el resto ha ido a colectivos feministas que “se dedican a adoctrinar a nuestros hijos”.

Aseguró que hay que condenar todos los tipos de violencia, pero se está llegando a un punto en el que “vamos a tener que pedir perdón por ser hombres”.

En lo que respecta a las autonomías, señaló que “son el cáncer de España”, porque hay 17 parlamentos autonómicos, con muchos sueldos que se van a políticos, asesores, etc.

Fue muy duro con el PP, el PSOE y Podemos. Al primero lo calificó como “la derechita cobarde” y acusó a Rajoy de haber sido “el culpable de lo que está pasando en Cataluña y en España”, y de “no atreverse a derogar la ley de Memoria Histórica”, que calificó de “sectaria” y de servir para “dividir y enfrentar a los españoles”. De Podemos dijo que “se hunde y ya no engaña a nadie”, y se preguntó si toda la gente tiene un chalet de 600.000 euros como Pablo Iglesias. Al PSOE le acusó de querer acabar con las tradiciones: “A mí me gustan los toros, la caza y la Semana Santa y nosotros no nos avergonzamos de ello”, palabras tras las cuales recibió una sonora ovación. Por su parte, a Ciudadanos lo llamó “veleta naranja”. También acusó a Pedro Sánchez de pedir un “cordón sanitario” contra su partido, mientras pacta con “terroristas e independentistas”. Aseguró que se han vendido a estos últimos perjudicando a Extremadura, y puso como ejemplo que no ha permitido sembrar más hectáreas en nuestra región para producir cava porque el gobierno catalán no quiere.

En cuanto a la Unión Europea, Pozo dijo que “VOX apuesta por Europa, pero no perdiendo la dignidad de España al acatar la doctrina Parot que nos obliga a poner en la calle a los terroristas”.

Terminó su discurso gritando “Viva España”, palabras que repitieron todos los presentes.

Afortunadamente, no hubo ningún incidente y los nueve agentes de la Guardia Civil permanecieron cerca de la puerta del hotel Machaco, sin intervenir para nada.

Nos quedamos con el breve vídeo emitido al principio del acto.

 

_____________________

FOTO DE PORTADA: Miembros del grupo provincial de VOX, entre ellos el alburquerqueño Ángel Rasero Fuentes.

FOTOS 2 Y 3: Imágenes del acto en el hotel Machaco.

 

 

Impactos: 0