Press "Enter" to skip to content

Los policías se pasan de las horas anuales de servicio tras 90 días sin descansar

Según ha publicado esta tarde el periódico HOY, la policía local de Alburquerque tiene desde hace unos días coche patrulla eléctrico, pero ahora no tiene agentes.

Según nos informaban, la mayoría de ellos ha superado el crédito horario de 1.642 horas obligatorias anuales, entre otros motivos “porque nos han tenido sin descansar durante más de 90 días, hecho que se encuentra en los juzgados”.

De esta forma, el alcalde, Jefe de la policía municipal, ya no puede hacerles trabajar más días hasta el 1 de enero, por lo que en todas estas fiestas y hasta esa jornada, solo habrá dos agentes activos en lo que queda de año.

“Siempre nos está acusando de que hacemos menos horas de las que nos corresponde y ahora resulta que nos hemos pasado”, apuntan los agentes, quienes cuentan que hay varios con bajas psicológicas derivadas del horario que se les ha impuesto desde septiembre.

Desde el 14 de ese mes, y por orden del alcalde, todos los policías tenían que acudir diariamente al ayuntamiento, independientemente de sus turnos, durante media hora, de 15.00 a 15.30 horas, con el fin de “impedir que descansásemos o pudiésemos salir de la localidad”, apuntan.

Como vemos en la foto de portada, uno de los agentes iba todos los días con una camiseta para hacer referencia al “castigo” impuesto por el alcalde durante 90 días y que terminó el pasado domingo, porque ya no tiene sentido al no quedar agentes de servicio para acudir diariamente al consistorio a esa hora.

Actualmente, los agentes del cuerpo de policía local tienen cuatro demandas administrativas interpuestas en el juzgado número 2 de Badajoz.

Coche eléctrico

Como ya informamos hace unos días en esta edición digital de AZAGALA, el coche eléctrico que la Diputación ha comprado para todos los municipios de la provincia vendrá a aliviar uno de los graves problemas sufridos por el cuerpo de la policía municipal en Alburquerque, porque contaban con un coche muy viejo, con continuas averías, algunas de las cuales tardaban en arreglarse porque el ayuntamiento se demoraba mucho en pagar las facturas a los talleres. De hecho, el vehículo fue incluso retirado y depositado en un almacén, lo que motivó que los agentes tuvieran que patrullar a pie durante varios meses y utilizar sus propios coches para las urgencias, como ocurrió una noche cuando un policía tuvo que recurrir urgentemente a su vehículo particular para detener a una persona y llevarla atrás, junto al carrito de su hijo.

La situación del cuerpo policial en Alburquerque es dramática y completamente desigual, porque mientras los agentes tienen que recurrir continuamente a la justicia y abonar las minutas de los abogados de sus propios bolsillos, el alcalde recurre a un abogado que paga el ayuntamiento.

______________________

FOTO DE PORTADA: Agente de la policía local que hasta el domingo pasado acudía de 15.00 a 15:30 horas, obligatoriamente como el resto, al ayuntamiento por orden del alcalde.