Press "Enter" to skip to content

Vadillo expulsó a Gutiérrez del pleno y le dijo que tiene “mucha maldad”

En otro espectáculo bochornoso, el alcalde Ángel Vadillo expulsó del pleno al portavoz de Ipal, Manuel Gutiérrez, antes del apartado en el que Vadillo tenía que responder a las preguntas de este grupo independiente y del PP, algunas de las cuales se habían presentado hace más de 4 meses, pero nuestro alcalde se había negado a contestarlas, unas veces al levantar la sesión argumentando que le interrumpía Gutiérrez y la última diciendo que no tuvo tiempo de prepararse las respuestas porque eran muchas preguntas.

Con estos tintes, era de esperar que Ángel Vadillo utilizara alguna artimaña para no responderlas tampoco en el pleno de anoche, o al menos, para contestarlas sin que nadie pudiera rebatirle. Y Gutiérrez picó el anzuelo.

En esta revista hemos dicho ya varias veces que el alcalde jamás puede levantar la sesión porque le interrumpan, como ha hecho en muchas ocasiones, pero sí puede llamar al orden a los concejales y expulsarlos, siempre, claro está, que los motivos sean graves. Pues bien, en la sesión de anoche, cuando se estaba tratando el último punto antes de responder a las preguntas de la oposición, y se hablaba del presupuesto del 2019, que sube un millón de euros respecto al actual (nada menos que un 25 por ciento más en un año), Manuel Gutiérrez dio un repaso a todas las partidas que se incrementan notablemente y dijo que ese millón de euros se lo va a gastar entre enero y mayo, mes en que son las elecciones, y que el alcalde pretende que todo el pueblo le pague su campaña electoral.

Vadillo empezó su réplica a  Gutiérrez acusándole de tener “mucha maldad”, y éste, indignado, le pidió que no le hable de esa forma y no le insulte. Se produjo un rifirrafe y, cómo no, intervino Marisa Murillo para pedir al portavoz de Ipal que se callara. En el intercambio de palabras, Manuel Gutiérrez comentó que, con sus palabras de siempre en los plenos, Murillo parece “una gallina clueca”. Y entonces, Vadillo le llamó al orden, pero continuó el rifirrafe, insistiendo el edil de Ipal en que Vadillo le había insultado. Este le llamó al orden un par de veces más, y le expulsó del pleno.

En ese momento abandonaron la sesión todos los concejales independientes y el popular, Manuel Arce, en solidaridad con Gutiérrez.

Marisa Murillo comentó anoche que Manuel Gutiérrez “faltó al respeto al alcalde” y que a ella la “amenazó e insultó, acusándole de actitud “chulesca y machista”. Y lo dice una concejala que apoya a Ángel Vadillo cuando nuestro alcalde está condenado en firme a dos años y medio de cárcel por amenazar y denigrar a una mujer en todos los medios de comunicación.

En nuestra opinión Manuel Gutiérrez se equivocó porque tenía que haber aguantado y no perder los nervios cuando Vadillo le dijo que tiene “maldad”, algo que ya viene diciendo desde que decidió presentarse a las elecciones. Antes era muy bueno para nuestro alcalde, quien incluso le entregó una placa de reconocimiento por su “excelente labor como presidente del CP Alburquerque”, dado que logró por primera vez el ascenso a Tercera División e hizo una extraordinaria labor económica, llevando al club a los 500 socios. Ángel Vadillo también le alabó en los casi 20 años que fue director de la guardería municipal. Además, Vadillo le ofreció ir número 2 en su candidatura electoral. Pero, ahora, es muy malo, y lo es desde que cometió el “delito” de concurrir a las elecciones municipales defendiendo su derecho a luchar por el cambio en el pueblo.

Pero esta vez se equivocó, porque Vadillo necesitaba una excusa para echarle del pleno, y Gutiérrez cayó en la trampa. Así, nuestro alcalde pudo responder a las preguntas con toda comodidad, sin nadie de la oposición que le replicara. ¡Viva la democracia!

_________________________

FOTO: Vadillo entrega una placa de agradecimiento a Gutiérrez por su labor como presidente del club de fútbol.

 

Impactos: 1