Press "Enter" to skip to content

Pámpano recibirá varios homenajes en 2019

2019 será el año de José María Pámpano. Al menos esa es la intención de una comisión de personas que se han organizado con el fin de “convertir el año 2019 en una sucesión de homenajes” al atleta alburquerqueño.

Para hacerlo posible, se están remitiendo cartas a personas o asociaciones que han colaborado en la carrera deportiva de Pámpano, entre ellas Adifisa, a la que perteneció el atleta cuando jugaba al fútbol. De la mano de Agustín Rubio, actual responsable del Patronato Municipal de Deportes, Jose ha conseguido llegar a algo que parece inalcanzable e irrepetible: una medalla de plata en una paralimpiada, en concreto en la de Atenas, en 2004.

El encuentro de este alburquerque con parálisis cerebral con la asociación Adifisa y con Agustín Rubio fue providencial, porque empezó a jugar al fútbol, a correr, y aprendió a comunicarse, lo que fue vital para su progresión. Desde entonces, Rubio le ha entrenado y acompañado siempre en sus éxitos y en los momentos duros de reveses del atleta.

El motivo de esta serie de homenajes en 2019 se debe, según la comisión organizadora, a que “en ese año se cumplen los veinte desde que comenzara su andadura deportiva en la alta competición y su carrera al más alto nivel está próxima a concluir”.

Aunque su mayor éxito fue la medalla de plata en Atenas 2004, Pámpano se proclamó campeón en los campeonatos del mundo en Francia, y en varias ocasiones campeón, subcampeón y tercero de Europa; además de finalista en tres juegos paralímpicos, el citado de Atenas, donde conquistó la plata, Pekín y Londrés . También posee el galardón de mejor Deportista Absoluto de Extremadura y la medalla de oro de la Alburquerque, distintivo que solo lo tiene Jose Pámpano y el sacerdote Ángel Solano.

_____________

FOTO: Pámpano en el homenaje que recibió en Alburquerque con motivo de su medalla de plata en Atenas. A su lado, su entrenador, Agustín Rubio./ Francis Negrete./ ARCHIVO AZAGALA.