Press "Enter" to skip to content

Ipal critica las falsas promesas de empleo y obras en Alburquerque

En un comunicado público, el grupo Ipal ha recordado que en el año 2015 el alcalde Ángel Vadillo aseguró que “Vara se había comprometido a construir una hospedería en el Castillo de Luna y rehabilitar el de Azagala -en la actualidad en estado ruinoso- para ofrecer servicios turísticos y medioambientales”.

Y, mientras tanto, señala este grupo independiente mayoritario en la oposición municipal, “el Centro de Interpretación del Medievo, dotado por la Junta de Extremadura con todos los medios materiales y tecnológicos necesarios para convertirlo en un recurso didáctico de primer orden y en un reclamo turístico de gran magnitud para nuestro pueblo, sigue cerrado y desaprovechado por el simple capricho de nuestros gobernantes”.

Además, Ipal recuerda que, en febrero de 2016, IPAL hizo pública una carta dirigida al Servicio Extremeño de Salud mediante la que mostraba la preocupación existente en las familias de Alburquerque por la desaparición del servicio de enfermería pediátrica y se le solicitaba una solución para dicho asunto.

Ese mismo día, señala Ipal, “para evitar que la oposición pueda meterse donde no la llaman, el Alcalde, utilizando información privilegiada que le proporciona la revista municipal Baylio, algo insólito”, aseguraba que “la consejería de sanidad se ha comprometido con la alcaldía para que se contrate a un enfermero pediátrico en el centro de salud de Alburquerque”. El alcalde dijo que Vergeles se había comprometido a que, “en un plazo aproximado de un mes, Alburquerque contará con un enfermero de pediatría”.

Dos años después, explica este grupo municipal, “nos encontramos con que la supuesta promesa que hizo el Consejero de Sanidad a Vadillo se diluyó como un terrón de azúcar en un vaso de agua y actualmente ese servicio de atención pediátrica que se iba a implantar de una manera definitiva, tal como existe en otros pueblos de nuestro alrededor, ha dejado de prestarse en nuestro Centro de Salud”.

El día 2 de Junio de 2015, se publica la siguiente información en Baylio: “El ayuntamiento de Alburquerque se encuentra en plena fase de construcción de toda una serie de infraestructuras que mejorarán los servicios ofertados en la localidad. Uno de los proyectos más ambiciosos se ubicará en las inmediaciones del matadero municipal. Se trata de un centro de recogida de residuos procedentes de labores de construcción. De esta forma se eliminarán las tasas que hasta ahora se les cobraba por los traslados. Además de la mano de obra actual en las labores de edificación de las instalaciones, se contratará a más personal que trabajará en el centro una vez que esté en funcionamiento.

Aparte de esto, Ipal cita textualmente otra información publicada en la citada revista municipal que decía lo siguiente: “si nos vamos hasta las pistas de atletismo comprobamos cómo se están llevando a cabo las labores de construcción de sus nuevos vestuarios que mejorarán la oferta deportiva de las instalaciones. Por otro lado, también se contempla la mejora, adaptación y ampliación en los vestuarios de la piscina municipal. Según nos informaban desde el propio consistorio, se calcula que todas las instalaciones comiencen a funcionar después del verano (del 2015)”.

El grupo Independientes por Alburquerque señala que “las cuantiosas subvenciones llegaron en su momento para realizar las obras, pero, pasados varios años, todas aquellas instalaciones que iban a funcionar después del verano de 2015 siguen a la espera de ponerse en marcha. El Centro de recogida de residuos permanece sin abrir de forma normal y sin contratar a los empleados que les obligaba el Plan de Empleo Estable. Los vestuarios de las pistas de atletismo quedaron parados durante años y los de la piscina municipal siguen sin tocarse y en lamentable estado”.

_______________________

FOTO 1: Concejales de Ipal en una comparecencia pública.

FOTO 2: Estado de las obras de los vestuarios de las pistas de atletismo cuando se hizo la inspección tras justificar el ayuntamiento que estaban terminadas y gastar el dinero de la subvención no se sabe dónde.

Impactos: 0