Press "Enter" to skip to content

“El clavero don Alonso”, excelente novela ambientada en el castillo de Azagala

El historiador y arqueólogo Gregorio Francisco (Cáceres, 1979) ha visto editada su primera novela, “El clavero don Alonso”, cuya trama está ambientada en las luchas de poder en el seno de la Orden Militar de Alcántara en el s. XV. Unos años turbulentos para el reino de Castilla, en los que el protagonista, don Alonso de Monroy, el penúltimo maestre alcantarino, hará de la guerra su medio de vida particular para intentar sobrevivir en un mundo en el que las apariencias, la traición y el interés son la moneda corriente y, en cambio, los ideales  caballerescos de don Alonso parecen no tener cabida.
La novela, que ha sido editada por Cuatro Hojas este mismo año 2018, tiene la fortaleza de Azagala como uno de sus escenarios principales. Desde su publicación ha obtenido algunas reseñas positivas en la prensa regional extremeña; en concreto, en el Periódico Extremadura escriben que “ El clavero don Alonso es de esos libros de historia que te absorben no tanto por la historia que cuenta, que también, sino porque te transmite con fidelidad cómo era la vida en las Estremaduras (así se la llamaba entonces) en el siglo XV, antes del descubrimiento de América y cuando la guerra, las disputas familiares y entre nobles y caballeros estaban a la orden del día.

Advierte su autor, Gregorio Francisco (Cáceres, 1979), en una nota al final, que El clavero don Alonso es solo una obra de ficción, pero que la ingente documentación consultada en el proceso de redacción le ha permitido proporcionar «sólida base historiográfica a la mayor parte de los acontecimientos narrados». A esto hay que sumar que «la elección de fuentes, o su correcta interpretación, habrá resultado ser en cada caso más o menos acertada».

El clavero don Alonso permite al lector retroceder en el tiempo y conocer cómo eran esos paisajes y villas, porque antes todas eran villas o aldeas, sus gentes, sus edificios y monumentos visualizándolos perfectamente.

El hilo conductor de esta novela de Gregorio Francisco es Rui, un muchacho nacido musulmán en Granada que acaba sirviendo en la casa de los padres del clavero, primero, y luego en la de éste y que narra al lector, a modo de juglar, cada una de las hazañas de su amo y las suyas propias, y lo hace con pasión, a veces, y con grandes dotes descriptivas, siempre, con un lenguaje fluido.

 

Impactos: 0