Press "Enter" to skip to content

Se presenta “Tras las huellas de la memoria histórica en Extremadura”

A las 7 de la tarde de hoy estaba anunciado un acto para presentar el proyecto “Tras las huellas de la memoria en Extremadura: exposición temática y ciclo de cine”, con la proyección de la película “Aurora de Esperanza”, rodada en 1937.

A esa hora se encontraban en la casa de cultura dos de los presentadores del acontecimiento, el historiador Ángel Olmedo, coordinador del proyecto, y dos miembros del colectivo local Memoria de Futuro, uno de los cuales iba a intervenir en la presentación. Sin embargo, faltaba el alcalde Ángel Vadillo, el tercero de los intervinientes.

Afortunadamente, Ángel Olmedo recibió a los medios y nos explicó el proyecto, financiado por la Diputación, con la colaboración de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Extremadura y los ayuntamientos de los pueblos donde hubo campos de trabajo, como en Alburquerque y San Vicente donde se excavó la fosa común ubicada en la mina “Valdihuelo”, ubicada entre ambos municipios.

Fue precisamente Ángel Olmedo el director de diversos campos de trabajo, entre ellos el de Valdihuelo, con el fin, explicó, de hacer una investigación histórica, recoger los testimonios de los familiares de las personas asesinadas, rescatar su memoria para devolverla a la sociedad y exhumar los restos para enterrarlos en un sitio digno.

Además de localizar fosas comunes, Olmedo explicó que se trabaja en la retirada de vestigios franquistas en Extremadura y en la recuperación del patrimonio audiovisual. Aseguró que quedan muchas fosas por localizar y que es imposible que solo la administración pueda hacer este trabajo. Se quejó de que el anterior gobierno nacional congeló las ayudas para exhumarlas y dijo esperar que ahora se recupere, aunque, añadió, en Extremadura nunca se han paralizado los trabajos y se está a la espera de la aprobación de una nueva ley de memoria histórica en la región.

Ángel Olmedo asegura que hay quien piensa que esto sirve para reabrir viejas heridas, pero generalmente la gente, sea de la ideología que sea, apoya este trabajo. Reconoce que hubo víctimas en los dos bandos en la guerra, pero recuerda que durante el franquismo se recuperaron los cuerpos de los caídos del “bando nacional” y se les homenajeó y se gratificó de alguna forma a sus familiares, pero no se hizo lo mismo con los del bando perdedor de la guerra.

Habló de la fosa de Alburquerque y San Vicente, Valdihuelo, y reconoció que nunca se pudo saber el número exacto de personas arrojadas al viejo pozo minero, porque había miles de huesos de animales mezclados con humanos y muchos estaban quemados porque se produjeron explosiones en el interior, de hecho, se localizaron explosivos, una granada sin explotar y botellas de gasolina. Tuvo además palabras de recuerdo para Rosa Casanovas, gracias a cuyo empeño se excavó la fosa de Valdihuelo, con el fin buscar los restos de su madre, esposa del que fuera alcalde de Alburquerque, Martín Casanovas.

A las 8 menos cuarto aún no había llegado Ángel Vadillo y había apenas diez personas esperando el comienzo del acto. En la puerta de la Casa de Cultura nos encontramos a Marisa Murillo, quien esperaba al alcalde 45 minutos después de la hora comprometida para la presentación del proyecto.

La exposición puede visitarse hasta el próximo jueves en la casa de cultura y, posteriormente, marchará a San Vicente de Alcántara, donde habrá otra presentación. Estamos seguros de que el alcalde de aquel pueblo vecino, Andrés Hernáiz, que además es diputado provincial, será respetuoso y estará puntualmente a la hora prevista para el acto.

__________________________

FOTO 1: Rosa Casanovas deposita flores en el lugar donde se enterraron restos supuestamente de su madre.

FOTO 2: Ángel Olmedo atendiendo a los medios locales ante la demora del alcalde.

FOTO 3: Restos humanos rescatados de la fosa de Valdihuelo.

Impactos: 0