Press "Enter" to skip to content

El alcalde cambia de excusa para no responder a las preguntas del pleno

La noticia en la que anunciamos días atrás las preguntas de la oposición contenía el titular siguiente: “Ipal lleva 25 preguntas al pleno con el interrogante de si serán contestadas por el alcalde”.  Decíamos esto porque en las tres últimas sesiones, celebradas en los meses de marzo, mayo y julio, Ángel Vadillo levantó la sesión sin responder a las preguntas de Ipal y el PP, partido este último al que en dos ocasiones ni siquiera le dejó plantearlas, con el argumento de que Manuel Gutiérrez le interrumpía. Y es verdad que el portavoz de Ipal replicaba en algunas ocasiones al alcalde, pero Vadillo en ningún momento puede levantar la sesión por ello, sino que puede llamar al orden e incluso expulsar al edil independiente, pero nunca dar por finalizado el pleno, porque eso es simplemente ilegal.

Bueno, pues anoche, nuestro alcalde cambió de estrategia para no contestar a las preguntas de Ipal e hizo algo que jamás habíamos visto en los 40 años que han transcurrido desde que se constituyeron los ayuntamientos democráticos (en 1979).

Esta vez, Ángel Vadillo levantó la sesión argumentando que no había tenido tiempo de prepararse las respuestas. Para ello utilizó una argucia legal. En el artículo 97 del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales consta que “las preguntas formuladas por escrito con veinticuatro horas de antelación serán contestadas ordinariamente en la sesión o, por causas debidamente motivadas, en la siguiente”.

Es decir que las preguntas que hizo Ipal y registró con más de 24 horas de antelación debían de haber sido contestadas en el pleno de ayer, excepto si el alcalde presentara “causas debidamente motivadas” para no hacerlo. Y esas causas fueron que eran muchas las preguntas y necesitaba tiempo para preparar las respuestas. El problema es que esas mismas preguntas las habían presentado ya hace meses en los plenos y tampoco las había respondido, luego tiempo ha tenido de sobra para prepararlas.

Eso mismo argumentó Manuel Gutiérrez, porque tras marcharse Vadillo y sus concejales, algunos con caras de desagrado, Ipal celebró una rueda de prensa en el mismo salón de plenos, de cuyo contenido ya informaremos.

El caso es que, dijo el portavoz de Ipal, el alcalde utilizaba antes la excusa de que le interrumpían para no responder y ahora que no tiene tiempo para preparar las respuestas. Por tanto, como insistía Gutiérrez tras levantar Vadillo la sesión, aquí lo que está en juego son las mismas normas de la democracia. “El alcalde se niega a darnos información, documentación que le solicitamos, explicaciones… porque no quiere que el pueblo sepa muchas cosas que él desea mantener ocultas”, señaló el portavoz independiente.

Por ejemplo, la pregunta de dónde fue a parar el dinero que el ayuntamiento recibió para hacer los vestuarios de las pistas de atletismo y de las piscinas cuyas obras nunca se hicieron, pero el ayuntamiento las justificó como realizadas, o por qué no ha habido Aepsa (antiguo Per) en todo el año en Alburquerque, o cuál es la deuda con Iberdrola para que esta empresa corte la luz en edificios municipales, se han presentado ya en varios plenos, y nunca se ha contestado.

A lo largo del día de hoy informaremos detalladamente del contenido del pleno y la rueda de prensa posterior de Ipal.

______________________

FOTO 1: Insólita imagen de una rueda de prensa de Ipal en el salón de plenos tras dar el alcalde por terminada la sesión.

FOTO 2: Ediles de la oposición en el pleno de anoche.

Impactos: 0