Press "Enter" to skip to content

Un alburquerqueño denuncia que han vuelto a dejar de ondear las banderas en el castillo

Un alburquerqueño que pasa temporadas en el pueblo, José Otero, hijo del popular y apreciado Rufino Otero, conocido como “Machafrío”, ha remitido un escrito a esta revista en el que denuncia que vuelve a hacer meses que no ondean en el castillo las banderas de España, Extremadura y Alburquerque. Asegura que habló personalmente con nuestro alcalde, Ángel Vadillo, a principios del verano y éste le dijo que iban a colocarse de inmediato.

José Otero nos ha enviado diversas fotos y un texto que dice textualmente: “faltan las banderas, señor alcalde. A ver cuando las pone, pues luciría más bella la fortaleza. Qué pena tener que recordárselo tantas veces y qué poco interés por su parte”.

En septiembre del pasado año, este mismo alburquerqueño, policía nacional jubilado que vive a caballo entre Alburquerque y Madrid, denunció en diversos medios de comunicación y en periódico Hoy cómo “inició hace algo más de tres años su particular ‘guerra’ para reivindicar que las banderas de España, Extremadura y Alburquerque ondeen en el castillo de Luna, como lo hicieron hace años hasta que desaparecieron de lo más alto del mismo”.

Reproducimos aquel artículo publicado en el citado diario, en el que Otero contaba cómo “escribió una carta dirigida al entonces presidente, el popular José Antonio Monago, exponiendo la situación y pidiendo que, como marca la legalidad, las banderas ondearan en el castillo, y le respondieron desde la Junta de Extremadura asegurando que solucionarían el asunto. Pero en ese intervalo de tiempo se celebraron elecciones regionales y el socialista Fernández Vara ocupó la presidencia, por lo que remitió una nueva misiva a éste. Le contestó Javier Rodríguez, jefe de gabinete de Vara, diciendo que se pondría en contacto con el Ayuntamiento de Alburquerque para solventar el tema.

Sin embargo, ha pasado el tiempo y no se ha hecho nada. Mientras, José Otero asegura que ha contactado repetidas veces con miembros del Ayuntamiento y con el alcalde, Ángel Vadillo. Su último escrito registrado en el Consistorio local data del 1 de agosto de 2017, y en éste pide al alcalde que «cumpla la Constitución» y haga que «la Junta ponga la insignia nacional, comunitaria y del pueblo en tan hermoso castillo».

Además, refleja en el escrito que hace dos años incluso le preguntaron durante el Festival Medieval a qué nación pertenece la fortaleza, y termina señalando que «llevo más de tres años con esta petición y no veo resultados».

Hace cerca de dos meses, en julio de 2017, cuenta Otero, llegaron las banderas nacional y regional y se encuentran en dependencias del castillo, donde él mismo les tomó una fotografía. Tras ello, ha vuelto a contactar con el alcalde y la edil de cultura y, según José Otero, les dicen que los «mástiles están en mal estado» y que ahora tienen mucho trabajo, pero en cuanto pasen las ferias (del año 2017) solventarán definitivamente el problema.

Mientras, José Otero aclara que tanto la Junta como el Ayuntamiento siempre le han tratado con buenas palabras, pero cada uno dice que este tema compete al otro. «Tengo 76 años y no quiero morirme sin ver las banderas ondeando en el castillo», indica con pesar”.

Pues bien, meses después de esta publicación, el ayuntamiento efectivamente colocó las banderas en la torre del Homenaje, de donde volvieron a desaparecer meses antes del Festival Medieval y no han vuelto a colocarse.

________________________

FOTO 1: El castillo sin las banderas ondeando.

FOTO 2: Las banderas, antes de colocarse, estuvieron en dependencias del castillo, según esta foto del propio José Otero.

 

Impactos: 0