Press "Enter" to skip to content

Ipal lamenta que la oposición fuera excluida de los actos institucionales del Día de Extremadura

El grupo Independientes por Alburquerque (Ipal) ha hecho pública una nota en la que, además de felicitar a todo el pueblo por el día de Extremadura y a la reina y damas de nuestras fiestas por representar a las jóvenes de nuestra localidad, lamentan que los grupos de la oposición hayan sido, un año más, excluidos de la celebración de los actos institucionales celebrados el día 8 de septiembre.

Los grupos Ipal y popular tienen cerca de 1300 votos y, por tanto, representan a buena parte de los vecinos de Alburquerque, por lo que no pueden ni deben ser marginados de los actos institucionales organizados y financiados por el ayuntamiento. En todos los municipios, en esta clase de acontecimientos se invita a toda la corporación municipal, igual que en el acto más importante de nuestra región, el del Día de Extremadura, acuden todos los partidos políticos con representación en la asamblea de Extremadura.

Sin embargo, el pasado día 8, el gobierno local solo invitó los concejales de ORPO y asistieron cinco de ellos, y no se invitó a ninguno de los cuatro de la oposición.

Ante esta situación, Ipal se pregunta si “ORPO considera que es el único partido que representa a los alburquerqueños”, “si se pretende ocultar la diversidad política que existe en Alburquerque” o “simplemente se quiere convertir estos actos en propaganda del señor alcalde y su grupo”.

De hecho, los pregoneros que asisten siempre suelen agradecer la invitación o la presencia de la corporación municipal, sin saber que aquí están marginados de este acto institucional.

Hoy pone un ejemplo una mujer que fue dama al principio de los ayuntamientos democráticos, en el gobierno presidido por Viera, y entonces las bandas a las damas las ponían concejales de los tres partidos políticos que había en la corporación, PSOE, IU y UCD, y todos juntos fueron después al tradicional aperitivo que se sirve a las chicas y sus familiares. En este sentido, hemos involucionado, hemos ido a peor, la democracia en Alburquerque es de peor calidad que hace 30 años, y eso es intolerable.

Desde AZAGALA hemos defendido siempre que las cuestiones personales deben mantenerse aparte de las diferencias políticas, y respetar las ideas de cada uno, y entender que la labor de la oposición es criticar aquellas cosas que se hacen mal y apoyar las que se hacen bien, porque el bienestar y el progreso del pueblo están por encima de cuestiones partidistas o propagandísticas.

Mientras sigamos pensando que el ayuntamiento es como nuestro “cortijo” y los que no gobiernan son intrusos que no tienen derechos, estaremos burlando las reglas de la democracia. Mucha gente luchó y dio la vida para conseguir la democracia como para que ahora la pervirtamos y tratemos de ejercer un poder absoluto.

______________________

FOTO 1: Vadillo con la reina, Raquel Rubio. También aparece la dama del emigrante, Marta Coroba, y la concejala de cultura, Magdalena Carrasco. Asistieron también las concejalas del gobierno local Laura Santalla, Ignacia Rollano, Marisa Murillo y el edil Miguel Ángel Escudero.

FOTO 2: Vadillo entrega la placa al pregonero Matías Martínez-Pereda.