Press "Enter" to skip to content

Así nació el Festival Medieval

Desde que se desvinculó de la política activa no había vuelto a hacer declaraciones públicas hasta que, en el año 2013, con motivo del 20 aniversario del Festival Medieval, le hicimos una entrevista, porque él fue el alcalde que ideó esta fiesta en 1994. Sin embargo, hay muchos alburquerqueños, nacidos después de esa fecha, que no lo saben porque se ha tratado de ocultar ese gran logro indudable de aquella corporación socialista presidida por Emilio Martín, quien, menos de un año después de la primera edición del Festival, en mayo de 1995, fue relevado en la alcaldía por Ángel Vadillo.

Ahora, con motivo de, 25 aniversario del Medieval, y porque entendemos que es de justicia reconocer a los “padres” del Festival, recuperamos aquella entrevista que Emilio Martín concedió a AZAGALA, y en nuestra próxima edición impresa entrevistamos a Juan Ángel Santos. Entendemos que, por el bien de esta fiesta y para ser honestos, se tenía que haber organizado un acto con la presencia de las personas que la idearon y, sin embargo, ni siquiera se les ha citado.

Ahí vamos con la entrevista a Emilio Martín, insistimos, realizada en 2013.

 

-Pregunta: ¿Cómo surge la idea de hacer una fiesta medieval?

Respuesta: En el año 1992 fui invitado por el presidente de la Cámara Municipal de Campomayor (alcalde) a una cena medieval. Me acompañaba mi esposa María Jesús, Cipriano Sánchez y su mujer, Angelita, y también estuvo otro buen amigo de entonces, Manuel Veiga, presidente de la Diputación de Cáceres. Después de la cena, en la explanada del castillo, alumbrada por completo por antorchas, se celebró un torneo a pie y a caballo y una exhibición de tiro con arco. Nos quedamos asombrados con el espectáculo y la gran cantidad de gente que vestía ropa medieval.

Días después empecé a darle vueltas a la cabeza pensando en lo bien que resultaría algo semejante en nuestro castillo. Soñaba con que recuperaríamos nuestros orígenes y una época de la historia de la que podemos sentirnos orgullosos. Pero no teníamos dinero para hacer algo así. Poco después, Veiga creaba el festival de Cáceres y ya tuve claro que el ayuntamiento que yo presidía tenía que intentarlo. Lo hablé con Juan Ángel Santos, un licenciado en Historia que trabajaba conmigo y contactamos con la Junta de Extremadura, pero ésta no daba dinero. Aun así, seguimos adelante y lo llevamos a cabo con recursos propios, en concreto con 500.000 pesetas, un dinero de la partida de ferias y fiestas.

-Pregunta: ¿Cómo toma forma el proyecto?

R: Contactamos con el Patronato de Turismo de Cáceres, que nos prestó todos los trajes, mientras que el Patronato de la Sierra de San Mamede colaboró enviando artesanos y a miembros de la Guardia Nacional Republicana, expertos en caballería, con sus equinos, para hacer el torneo.

El ayuntamiento constituyó un valioso núcleo de personas para la organización de aquel primer Festival Medieval, con el citado Juan Ángel, Eduardo Maya y Juan Luis González. También colaboraron Tito y Juana Marmelo, mientras que un enorme montón de gente, sobre todo jóvenes, se implicaron activamente. Fue un éxito rotundo, algo jamás visto en Alburquerque.

-Pregunta: Cuando se aprobó en pleno, ¿cuál fue la postura del alcalde actual, entonces en la oposición?

R: Bueno, llevamos a pleno la creación del Festival y Ángel Vadillo no lo apoyó. Dijo que no era importante y no tenía futuro. Pero este no fue un caso aislado: también votó en contra de la guardería municipal (Vadillo dijo que estaba mal hecha y se iba a caer), de la residencia de ancianos (porque, según él, suponía desarraigar a los mayores de su entorno familiar), y del complejo de turismo Los Cantos. Incluso no apoyó el instituto porque no le gustaba el lugar donde se iba a construir. Después ha presumido de todas estas realidades y ha pretendido hacer creer que eran proyectos suyos, como si antes de llegar él a la alcaldía, Alburquerque no hubiera existido. En fin, el tiempo pondrá a cada uno en su sitio, como ya se está viendo.

-P: ¿Qué tuvo aquella edición del 94 que se haya quedado grabada en su mente?

R: La gran ilusión de la gente joven, porque en nuestro pueblo jamás se había organizado algo en lo que participaran tantísimas personas. Los alburquerqueños se sintieron protagonistas y sintieron que la fiesta había surgido del pueblo, que era realmente popular. Luego se vieron gratificados por la gran cantidad de visitantes que acudieron y la repercusión en los medios de comunicación. Yo mismo viví una de mis mayores satisfacciones como alcalde. Recuerdo que, vestido con ropajes medievales, iba montado en una moto de un sitio a otro a comprobar cómo iban los preparativos.

-P: ¿Cómo vive la fiesta en la actualidad?

R: He participado muchos años vistiéndome y veo con gran alegría cómo aquella gran idea de la corporación que presidí ha pervivido a través del tiempo. Pero, ojo, el año en que Ángel Vadillo ganó por primera vez las elecciones, en 1995, él no quería seguir con el Medieval, porque quería destruir todo aquello que se había creado antes de su llegada al poder. Fue Cipriano Sánchez, entre otros, quien le convenció de que había que continuar con esta fiesta por su gran importancia para Alburquerque. En concreto, sé que Cipriano le dijo: “Muchacho, ¿Tú sabes lo que vas a hacer si dejas el Festival?”

Luego, incluso han escondido el cartel y las fotografías de la primera edición y no mencionan a las personas que idearon este evento. Han tratado de enterrar la historia real haciendo desaparecer el primer año del Festival: 1994.

-P: En estos 20 años, ¿ha sido consciente de aquel aquella corporación que presidió ideó el proyecto sociocultural más importante surgido en Alburquerque al menos en el último siglo?

R: Claro que he pensado muchas veces en ello. Además del aspecto sociocultural y la participación de los vecinos de toda condición social o económica, el Medieval dio a conocer Alburquerque y fue el inicio del resplandor turístico de nuestra villa, desgraciadamente truncado con el vergonzante proyecto de la hospedería en el castillo.

__________________________

FOTO 1: Escena del primer Festival Medieval. Año 1994. CEDIDA POR DIARIO HOY.

FOTO 2: Emilio Martín, alcalde que creó el Festival Medieval, con su esposa María Jesús Chaves. ARCHIVO AZAGALA.

Impactos: 0