Press "Enter" to skip to content

Una fiesta para el orgullo de un pueblo

Esta joven revista digital, de la que pronto anunciaremos un hito extraordinario, quiere hoy homenajear a aquellos que idearon el Festival Medieval, allá por el año 1994, un grupo de personas que crearon esta fiesta grandiosa, algunos de ellos injustamente olvidados y borrados de la historia de este acontecimiento. E igualmente queremos citar a aquellos que, unos años después, en 1997, llevaron a escena por primera vez la obra “El águila blanca”, que tanto prestigio otorgó al festival, y que tantas y tantas noches de gloria y gozo proporcionó al castillo, como si este fuera un ser vivo, que hoy luce hermoso, pero también herido.

Esta noche, en el pregón, volveremos a escuchar algunos diálogos de boca de personajes que fueron protagonistas en aquella obra, y en la que le sucedió, Cuello de Garza, como si fueran los ecos de aquellas voces de entonces, de aquellos coros mágicos, cuando parecía que aquella ilusión iba a durar siempre…

En la foto están quienes participaron de una u otra manera en El águila blanca. A todos ellos, esta humilde publicación le da las gracias, agradecimiento que hacemos extensivo a aquellos que hace 25 años nos dejaron como legado algo extraordinario, lo más grande que se ha ideado jamás en esta villa nuestra. ¡Viva el Festival Medieval!

Impactos: 0