Press "Enter" to skip to content

Contempopránea 2018 evidenciará que es necesario un aforo mayor

Con la fiesta de bienvenida comienzan esta noche tres días de concierto en la que puede ser la edición de Contempopránea en que se recupere el esplendor de sus mejores años, al menos en lo que se refiere a la vuelta al cartel de “no hay billetes”, algo que todo parece indicar ocurrirá en este 2018.

Estamos seguros que el recinto de conciertos se quedará muy pequeño en esta edición y eso es algo de lo que viene avisando desde hace años. Si queremos que el festival crezca y deje muchos más ingresos en Alburquerque, hay que mejorar las infraestructuras y, en este sentido, el ayuntamiento se comprometió hace ya casi 12 años a ampliar el paseo de las Laderas, algo que ha figurado ya en al menos dos programas electorales de nuestro alcalde y una de las tantas y tantas promesas incumplidas. Hace unos años, el consistorio decidió talar los eucaliptos más hermosos, los ornamentales de la ladera que da para el castillo, decisión que solo sirvió para que vieran mejor los conciertos algunas decenas de personas, y para dejar sin sombra y dar un aspecto de desolación en un buen tramo del paseo.

La solución pasaba en todo caso por aumentar la capacidad de acoger a gente por la parte que da para la carretera, y a eso fue a lo que se comprometió Vadillo, pero esa obra es muy costosa.  Habría que eliminar la baranda actual y hacer un gran muro de contención para ampliar la calzada en al menos 10 metros. Pero eso permitiría meter al menos a dos mil personas más, justo lo que demanda la organización para hacer un festival mejor. Un aforo de 5.000 personas sería ya otra cosa. También se podría optar por sacar el festival de las Laderas y hacerlo en otra parte del pueblo, pero eso le quitaría el encanto y podría motivar que viniera menos gente.

Seguro que ahora, cuando están cerca las elecciones, volveremos a escuchar promesas de ampliación y otras muchas, como sucede cada 4 años, pero la situación de ruina del consistorio hace imposible ejecutar proyectos de envergadura, bastante tendríamos con que arreglaran las calles y los parques del pueblo.

El caso es que el viernes y el sábado, actuarán en las Laderas 17 bandas, algunas como La habitación roja, Lori Meyers, Izal, Dorian o Zoe que, por sí solas, abarrotarían el recinto del hermoso y emblemático gran paseo de Alburquerque. Bienvenidos sean porque dejarán ingresos vitales para la economía local. Gracias, Contempopránea.

______________________

FOTO: Paseo de las Laderas, antes de la crisis, en una de las ediciones multitudinarias. ARCHIVO AZAGALA