Press "Enter" to skip to content

La directiva actual se asemeja a la que logró 500 socios y el primer ascenso a Tercera División

La joven Directiva del CP Alburquerque se ha puesto como objetivo importante para conseguir alcanzar sus metas deportivas alcanzar la cifra de 300 socios. Para ello han iniciado una campaña y en una nota de prensa nos remitían los horarios en los que los interesados pueden hacer efectivos sus abonos: de lunes a viernes en horario de mañana y tarde en las oficinas de Servicios Inmobiliarios RDQ, en la C/San Mateo 12, y de lunes a jueves (de 19.30 a 21.30 horas), en la sede del campo de fútbol, junto al pabellón municipal (bajos del gimnasio). Destacar el descuento de 5 euros que se realiza a aquellos que se hagan socios antes del 31 de julio.

Actualmente, el club tiene menos de 150 socios y la verdad es que, si consiguen duplicar la cifra como pretenden, será por el afán que están poniendo y las cosas bien hechas. Los fichajes ya realizados son vitales para generar ilusión por hacer algo grande, y lo más grande es, aunque no se haya planteado de manera explícita, el ascenso a Tercera División.

La primera vez que logró fue en el año 2001, a la vez que fue la primera vez que prácticamente se alcanzaba la cifra mítica de 500 socios. Pero entonces, se había generado una gran ilusión desde algunas temporadas atrás, cuando ya habíamos disputado la fase de ascenso, baste recordar los 8 autobuses con aficionados desplazados a Fuente del Maestre, donde nos quedamos en puertas de lograrlo. Además, en aquellos años no se televisaban todos los partidos de la liga española como ahora, lo que ha restado aficionados a los equipos modestos y, algo importante, entonces la economía de Alburquerque era más boyante que ahora y, por tanto, había más dinero para hacerse socios del club y gastar en ocio en general.

Pero, si recordamos las palabras del entonces presidente, Manuel Gutiérrez, éste cifró las claves del ansiado ascenso en “una moderna infraestructura, con césped, iluminación, tribuna cubierta y nuevos vestuarios; una joven y emprendedora junta directiva; en una apuesta firme y desinteresada de entidades y empresas públicas y privadas, y en el ánimo y el aliento de una gran afición y un gran club, integrado en su totalidad por casi 500 personas”. Es, añadió Gutiérrez, “con lo que se ha conseguido ese gran objetivo que ahora todos empezamos a saborear y que no es otro que la obtención del pasaporte, escrito con letras de oro, para pasear el nombre de nuestro pueblo por todos los campos de Tercera División”.

Esta directiva es también joven y emprendedora y quiere tejer los mismos mimbres, para lo cual no solo hablan de llegar a 300 socios, sino que insisten en que las empresas locales tienen que volcarse, y, en cuanto a las infraestructuras, ya tienen el compromiso del ayuntamiento de sembrar el césped este verano en el campo de las categorías inferiores y que esté listo para el principio de liga, allá por septiembre, además de conseguir material y equipaciones nuevas, y en el programa electoral de nuestro alcalde figura el césped artificial del Campo Municipal Juan José Marmelo.

Tras la directiva presidida por Manuel Gutiérrez, que cumplió su mandato y dejó el equipo el Tercera y los 500 socios, la siguiente, cuyo presidente fue Dioni Blanco, llegó a superar esa cifra con unos cuantos abonados más.

Hoy sería imposible alcanzar los 500, pero sí pueden lograrse 300. ¡¡¡A por ellos!!!

_________________________________

FOTO 1: Plantilla del primer ascenso a Tercera División, en 2001, con su presidente, Manuel Gutiérrez

FOTO 2: Manuel Gutiérrez dirigiéndose a los aficionados tras el ascenso desde el kiosko de la música.