Press "Enter" to skip to content

Sabores, emociones e ilusiones en el undécimo Encuentro de AZAGALA

El undécimo Encuentro de AZAGALA, celebrado en el salón del restaurante Machaco-Alameda, fue menos concurrido que en ediciones anteriores, por la fecha elegida, única libre del verano para todos los miembros de la directiva del Colectivo Cultural Tres Castillos, y de los que integran el consejo de redacción de la revista.

En este acontecimiento sociocultural comenzó tomando la palabra Francisco José Negrete, director de AZAGALA, quien habló del número 100 de la publicación, que verá la luz la próxima semana. Este dijo que es todo un hito, no solo en Alburquerque sino en España entera, que una revista que no ha recibido jamás una subvención ni cuenta con publicidad, haya conseguido llegar al número cien. Tuvo palabras de agradecimiento a todos los que han colaborado en estos años y de recuerdo para los que han fallecido y que tendrán un trato especial en la revista: Manolo Bozas, Victorio Román, Manuel Leo, Gregorio Mariscal y Perfecto Moreso.

Negrete lamentó el sectarismo que practica el gobierno municipal, también en el terreno de la cultura, y puso como ejemplo que todos los cien números de AZAGALA se encuentran y pueden consultarse en la Biblioteca Regional de Extremadura y en la Biblioteca Nacional de España, donde estarán para toda la vida, y sin embargo no existe en la biblioteca de Alburquerque por el veto a esta publicación libre e independiente. Así, las nuevas generaciones de alburquerqueños, dentro de 50 o 60 años, no podrán consultar en su pueblo esta revista para saber cómo era la vida aquí, el devenir cultural de nuestra villa, las acciones desarrolladas para defender el patrimonio de Alburquerque, o leer artículos de escritores de renombre universal como Luis Landero, pero también de otros humildes hombres y mujeres que contaron sus experiencias en este pueblo nuestro.

Después tomó la palabra Eugenio López Cano, presidente del Colectivo Cultural Tres Castillos e investigador que conduce las páginas de “Historia y Patrimonio”. Este habló de la “renovada ilusión con que la revista llega a manos de muchos paisanos y dedicada en especial a quienes un día se vieron forzados a salir de Alburquerque en busca de otros mundos, dejando parte de su vida entre nosotros…”.

Seguidamente, José Manuel Leal, última incorporación al consejo de redacción y responsable, junto con su hijo (ingeniero informático) de la nueva edición digital de AZAGALA (www.revistaazagala.org), de la que habló precisamente, no sin antes recordar cómo nació en la calle San Pedro y es hijo de Pepe Leal, músico de la Banda y de la orquesta Isa, y de Casilda Cordero. Leal desveló las estadísticas de la revista digital cuya primera noticia se subió a la red el 21 de marzo pasado. Desde entonces, el número de visitas ha sido de 47.303 y el de personas distintas 32.591.

Posteriormente se pasó un vídeo montado por Juan Ramón Duque, miembro de la directiva del Colectivo y del consejo de redacción, con algunas de las mejores portadas de AZAGALA, seleccionadas entre las 99 aparecidas hasta ahora.

Después llegó la hora del extraordinario menú confeccionado por Machaco-Alameda, que hizo las delicias de todos los presentes. Su famosísimo codillo de cerdo al horno en reducción de oporto y nueces puso la guinda a unos sabores que habían empezado a paladearse con las croquetas artesanas de merluza y gambas, atún y pimientos del piquillo, langostinos, un surtido ibérico excepcional y un salmorejo. El personal de la empresa se mostró siempre muy atento y generoso a la hora de repetir una y otra vez los platos demandados, de manera que tanto el gerente, José Bozas, como los camareros, estuvieron sobresalientes.

Finalmente, llegó el recital poético de Manuel del Pozo y Francisca Quintana, dos poetas que dejaron un sabor a nostalgia y las emociones a flor de piel.

____________________

FOTO 1: Francisca Quintana recitando uno de sus poemas.

FOTO 2: Juan Ramón Duque, José Manuel Leal y Antonio Rubio, miembros del consejo de redacción de AZAGALA

Impactos: 0